Nutrición saludable: ¿Cómo nos alimentamos?

Consultamos con los especialistas en nutrición del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, quienes recomiendan seguir estas pautas para construir nuevos hábitos hacia una alimentación saludable.


Por Martín Leonetti
:: Argentina ::

El vértigo del mundo actual a veces nos aparta de los buenos hábitos en nuestra alimentación. Para saber más acerca de cómo llevar una dieta saludable y posible dentro del contexto en donde vivimos, entrevistamos a los especialistas de las Estaciones Saludables del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, quienes nos dieron sus recomendaciones y analizaron cómo estamos alimentándonos actualmente.

¿Nos alimentamos bien los argentinos hoy en día? ¿La alimentación moderna cambió respecto a lo que se comía 50 años atrás?

En nuestro país el 57,9% de los adultos presenta sobrepeso u obesidad y en los niños de edad escolar esta cifra llega al 42%.

La alimentación es algo muy dinámico, cambia permanentemente porque está muy ligada a hábitos socioculturales. Un factor clave en la problemática de la alimentación actual es la incorporación cada vez mayor de alimentos procesados y ultraprocesados, que son siempre ricos en aditivos, sodio, calorías y grasas, en reemplazo de alimentos frescos (frutas, verduras, carnes, etc.) y de comidas caseras.

¿En qué consiste una Alimentación o una Nutrición Saludable y qué rol cumple la actividad física?

La alimentación es un proceso que además de satisfacer una necesidad biológica, constituye un acto social, que responde a múltiples factores como gustos, hábitos, cultura y costos, entre otros. Una alimentación “saludable” es aquella que aporta la energía y los nutrientes necesarios para cada etapa de la vida. Permite el crecimiento, el desarrollo y el mantenimiento de un peso adecuado. Alimentarse bien ayuda a prevenir diversas enfermedades.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las dietas poco saludables, junto con la inactividad física, se encuentran entre los principales factores de riesgo para el desarrollo de hipertensión arterial, hiperglucemia, hiperlipidemia, sobrepeso u obesidad, enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer y diabetes.

Es sabido que la alimentación y el ejercicio influyen en la salud de la población, por lo que es fundamental que desde edades tempranas se eduque a los niños en temas de alimentación, nutrición y salud; y se fomente la adopción de hábitos saludables. Además, se debe generar un entorno que permita a personas de todas las edades alimentarse saludablemente y llevar una vida físicamente activa.

Siempre se cree que es difícil llevar adelante una nutrición saludable, ya sea por las exigencias laborales, las distintas etapas de la vida o el stress del día a día, pero ¿hay alternativas de costo accesibles para las familias?, ¿cuáles son esas alternativas?

Tener una alimentación saludable no es más costoso. Sí requiere ser más consiente a la hora de comprar y seleccionar los alimentos. Uno de los principales hábitos alimentarios de nuestra población, por ejemplo, es el consumo de bebidas azucaradas (jugos, gaseosas). La recomendación en cuanto a la hidratación es preferir siempre el consumo de agua, que en el caso de CABA, es potable y por lo tanto gratuita.

¿Cómo se alimentan los chicos en la actualidad y cómo deberían hacerlo?

En relación a la alimentación, los niños en general presentan un bajo consumo de frutas y verduras, elevada ingesta de bebidas azucaradas y de alimentos con alto contenido de grasas y azúcares. En la actualidad, muchos alimentos de mala calidad nutricional son relativamente baratos y son fácilmente accesibles. A esto se suma el hecho de que los niños están expuestos de manera constante a la publicidad de alimentos y bebidas poco saludables.

¿Qué rol ocupan los padres en la alimentación y en la generación de buenos hábitos?

Durante la niñez se adquieren hábitos que acompañarán al individuo por el resto de su vida. La familia y la escuela tienen enorme influencia en la formación de hábitos alimentarios y estilos de vida. Es importante que la familia adopte una alimentación saludable porque los niños aprenden con el ejemplo, y los hábitos que se adquieren en edades tempranas ayudan a prevenir enfermedades tanto en la infancia como en la vida adulta.

¿Cómo funcionan las Estaciones Saludables en la Ciudad de Buenos Aires?, ¿Cuál es la principal función y cómo es la respuesta de la comunidad?

Las Estaciones Saludables buscan impulsar el bienestar de los vecinos a través de la concientización y promoción de hábitos saludables, por eso enfermeros y nutricionistas acompañan al vecino para que, paso a paso, pueda incorporar hábitos saludables a su estilo de vida teniendo en cuenta tres pilares fundamentales:

  • Controles periódicos de salud para detectar cualquier posible factor de riesgo.
  • Hacer actividad física: dentro de los múltiples beneficios asociados, ayuda a mantener un cuerpo sano, aumenta la energía y propicia un mejor estado de ánimo.
  • Llevar una alimentación saludable: Comer sano, equilibrado y variado ayudan a sentirse bien y a rendir mejor todos los días.

En los 40 puntos estratégicos donde se encuentran ubicadas, se pueden realizar de forma gratuita controles básicos de salud como peso, talla, glucemia y presión arterial.

Además del asesoramiento de enfermeros y nutricionistas, las ES ofrecen actividades grupales como:

  • Clases de actividad física: se brindan actividades al aire libre para promover un peso saludable y una mejor calidad de vida. Se ofrecen caminatas, baile, gimnasia, rollers y yoga.
  • Actividades para niños: con el objetivo de fomentar la actividad física en edades tempranas, se creó un espacio para que los niños puedan estar en movimiento. Los domingos hay juegos tradicionales, deportes, plaza blanda para los más chiquitos y juegos donde participa toda la familia.
  • Actividades para adultos mayores: “Despertar Saludable” es un espacio donde se brindan actividades físicas, como caminatas, ritmos latinos y yoga para adultos mayores. También hay juegos de ingenio y de memoria para ejercitar la mente y generar un vínculo entre los vecinos. Todas las actividades se realizan los fines de semana y feriados durante la mañana.
  • Visitas grupales: los docentes pueden venir a conocer las Estaciones con su grado o colegas deben escribir a basaludable@buenosaires.gob.ar para coordinar la visita.

¿En qué consiste el concepto “Mejor te alimentas, mejor crecés” que es uno de los lemas de las charlas abiertas que se brindan a la comunidad en las Estaciones Saludables?

Desde las ES ofrecemos todos los meses charlas abiertas a la comunidad sobre diferentes temáticas de alimentación. “Mejor te alimentas, mejor creces” es el título que elegimos para las referidas a la alimentación de los niños. Una alimentación saludable durante toda la etapa infantil, influye en el adecuado crecimiento y desarrollo de los niños, y en la salud futura.

¿Por qué es tan importante la Prevención?

Prevenir enfermedades permite tener una mejor calidad de vida. Un estilo de vida saludable está asociado a la realización de un conjunto de comportamientos y actitudes habituales que contribuyen al bienestar de las personas. Promover hábitos saludables es fomentar la salud y mejorar la calidad de vida.

Consejos para crear hábitos saludables en el día a día

  • Los lineamientos generales para alimentarse saludablemente consisten en realizar al menos cuatro comidas diarias (desayuno, almuerzo, merienda y cena), moderar el tamaño de las porciones, limitar el consumo de sal, azúcar, grasas y alcohol, incorporar legumbres, cereales integrales, granos, semillas y frutos secos y consumir al menos dos frutas y tres porciones de vegetales diariamente, preferentemente crudas, de todo tipo y color y de estación.
  • Es importante elegir agua como principal fuente de hidratación y reducir el consumo de bebidas azucaradas, que para la mayoría de las personas representan un aporte de calorías innecesario.
  • En cuanto a las carnes, es importante consumir cantidades moderadas y cortes con poca grasa e incorporar el pescado al menos 2 veces por semana.
  • Se sugiere también consumir comidas caseras. De esta forma es más sencillo manejar el agregado de sal, grasas y el tamaño de las porciones, resultando además más económica.
  • Por último, se sugiere dedicar tiempo a las comidas y comer en un ambiente tranquilo y relajado, aprovechando este momento para compartir y dialogar.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram