La importancia del laboratorio en el diagnóstico de Covid 19

Recorrimos un año de pandemia, donde lo determinante sigue siendo saber si tenemos Covid o no. Si debemos aislarnos. Si estamos en situación de riesgo o somos un riesgo para los demás. Y en todo este tiempo algunos términos médicos pasaron a ser parte del vocabulario habitual. Algunos de ellos determinan donde estamos parados en relación al Covid19: PCR y anticuerpos.

¿Qué es la PCR?

La Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR en inglés) es una prueba diagnóstica que busca material genético del virus en las secreciones respiratorias de una persona sospechosa de estar infectada. Es una prueba muy específica y sensible. Sin embargo se requiere personal entrenado para su realización y el procesamiento requiere varias horas hasta obtener el resultado.

Actualmente existen pruebas rápidas, cuyos resultados se obtienen en minutos al detectar anticuerpos en sangre o proteínas del virus en secreciones respiratorias.

  • Este conjunto de pruebas nos muestran una instantánea del momento en que son realizadas.
  • Nos dicen si en ese momento la persona tiene Covid-19.
  • Pudo haberlo tenido antes y no quedar rastro detectable en las secreciones o bien contagiarse unas horas más adelante.

¿Y qué significa tener anticuerpos para Covid 19?

  • La presencia de IgG e IgM (inmunoglobulinas) específicas nos señala que el organismo tuvo contacto con el virus y generó anticuerpos.
  • Las IgM son las primeras en detectarse luego de 6 a 7 días del comienzo de los síntomas. Luego del ascenso inicial comienzan a descender mientras aumenta la producción de IgG.
  • A partir de los 15- 17 días puede dosarse IgG que persiste a través del tiempo, aunque en este caso, todavía no se sabe cuánto.
  • Si ambas inmunoglobulinas son negativas se deduce que el paciente no se infectó o que no transcurrió suficiente tiempo como para que el ascenso de las inmunoglobulinas sea detectable.
  • Un resultado positivo Covid IgM y negativo Covid IgG evidencia que el paciente se encuentra en fase aguda.

Un resultado negativo para IgM y positivo para IgG, significa que el paciente superó la fase aguda

Esta pandemia nos está brindando la oportunidad de conocer con mayor detalle el valor de la información que aportan las pruebas diagnósticas, algo que sucede a diario en la mayoría de las decisiones clínicas. Ahora estamos en un contexto donde los resultados de las pruebas de laboratorio tienen además un impacto poblacional y son la base de decisiones políticas colectivas y de comportamiento individual.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Instagram

Dra. Emilse Carreras (M.N. 62919)