Helados que hacen bien: recetas simples y con pocas calorías 

Estos ricos helados son muy fáciles de hacer y representan una opción sana y refrescante para tener en cuenta durante la cuarentena. 


Por Barbi Alloatti
@barbialloatti
:: Argentina ::

Si en este período de confinamiento estás incursionando en recetas originales de cocina, estas ideas de helados con muy pocas calorías son una alternativa rica y divertida para hacer.

Con ingredientes que escapan a lo convencional, y con los reemplazos necesarios para el azúcar que llevan los helados tradicionales, puedes armar estos postres frutales deliciosos y saludables.

Lo mejor es que puedes aportar de tu propia creatividad y reversionar estas recetas para incluir tus frutas o gustos preferidos, ya que son muy similares en su preparación y no tienen mucha complicación.

Receta: Brownie light sin harina y hecho en sartén

Receta: Brownie light sin harina y hecho en sartén

Helado de manzana

Esta receta es muy rica y con un giro de sabor inesperado que le aporta la canela.

Ingredientes:

  • 2 manzanas.
  • Jugo de medio limón pequeño o 1/4 de limón grande.
  • 1 cucharadita de miel (en reemplazo del azúcar).
  • Media cucharadita de canela molida.

Preparación:

Corta las manzanas en pequeños cubos y cocina la fruta hasta que quede blanda y fácil de manipular, deja enfriar a un costado.

Cuando la manzana esté a temperatura ambiente, integra el resto de los ingredientes y vierte todo en una licuadora, hasta que se forme una preparación más homogénea.

Llévalo al congelador por una hora mínimo, también puedes sacarlo antes si consideras que tiene una textura deseada.

Tip: puedes congelarlo en una cubetera y hacer pequeñas porciones de helado, obtendrás así un rico "snack" saludable.

Helado de plátanos y fresas

Sin duda una de las opciones más refrescantes y que te saciarán rápidamente.

Ingredientes:

  • 2 plátanos (si están más maduros, tienen más azúcares, pero aporta más sabor).
  • 250 gramos de fresas.
  • 1 sobre de stevia o edulcorante a elección.
  • Leche descremada o té negro.

Preparación:

Cortar todas las frutas en rodajas y pequeños pedazos. Distribuirlas en una placa apta para congelador y llevarlas al frío durante una hora mínimo.

Luego, procesar toda la fruta y agregar un chorrito de leche descremada o de té negro a la preparación, y por último el edulcorante. Integrar muy poco tiempo.

Tip: este postre está listo para consumir en el momento, ya que tiene una consistencia frozen muy rica y además es saludable.

Helado de menta

Esta opción es muy refrescante y sobre todo saludable, rica en texturas, aromas y sabores.

Ingredientes:

  • 100 gramos de fresas o frutos rojos a elección.
  • 1180 gramos de yogurt natural (mejor que sea sin azúcar).
  • 1 Jugo de medio limón pequeño o 1/4 de limón grande.
  • 1 Hojas de menta fresca (entre 4 y 5).
  • 1 cucharadita de miel (en reemplazo del azúcar).

Preparación:

Esta receta es súper fácil, sólo debes licuar todos los ingredientes juntos (recuerda limpiar las hojas de menta antes), hasta lograr una mezcla homogénea y de una consistencia uniforme. Vierte la mezcla en un recipiente a elección y lleva al congelador, mínimo durante 5 o 6 horas.

Tip: es importante revisar la preparación cada una hora cuando esté en el congelador, y removerla un poco para evitar que se cristalice.

Helado de yogurt con frutos rojos

¡Vamos de nuevo con el yogurt! Este ingrediente es ideal para aportar consistencia, sabor y frescura a estos deliciosos postres.

Ingredientes:

  • 3 tazas de frutos rojos, a elección. Puede ser fresas, zarzamoras, frambuesas y/o moras.
  • 4 cucharadas de stevia o algún sustituto de azúcar a elección.
  • 1 cucharada de jugo de limón o una pizca de esencia de vainilla.
  • 80 gramos de yogurt natural, o 3/4 de taza.

Preparación:

De nuevo esta receta es muy simple, sólo debes agregar y mezclar todos los ingredientes en un procesador o licuadora e integrarlos hasta conseguir una mezcla homogénea.

En este caso, agrega toda la preparación a un recipiente con tapa, y llévalo al congelador durante unas cuatro horas o hasta lograr la textura deseada.

Tip: en este caso también es importante remover a cada hora con una cuchara para evitar la cristalización.

Helado de café

Este postre es riquísimo y es una alternativa que escapa a lo convencional, con el aporte de la intensidad del café.

Ingredientes:

  • 1 taza de yogurt (de nuevo, si es light, mejor).
  • 1 taza de café (si no lo quieres con un sabor intenso, puedes utilizar descafeinado).
  • 2 cucharadas soperas de queso crema (de preferencia light).
  • 3 sobres de stevia.
  • Chocolate sin azúcar es opcional (la mejor opción es 70% cacao).

Preparación:

Licua en primer lugar el queso crema y el café durante unos 2 o 3 minutos. Agrega e integra el yogurt y los sobres de stevia.

Lleva al congelador y déjalo por dos horas. Sácalo y licua de nuevo. En este paso puedes agregar pedazos de chocolate a la mezcla para aportar más sabor luego de procesarlo. Llévalo nuevamente por dos horas al congelador.

Tip: puedes dejar el chocolate para después y agregar en la decoración pedazos triturados, o bien, decorar con granos de café.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram