El balance de una vida plena, de una vida en paz

A medida que avanza nuestra edad sentimos la necesidad de evaluar nuestra vida y no porque estemos a punto de abandonarla, cosa que finalmente todos haremos, sino por reflexionar con nosotros mismos buscando acciones y valores pasados y presentes.

Foto: Pixabay.com

Por Omar Romano
:: Europa ::

Dice Víctor Küppers “ Nadie te va a recordar por tu curriculum sino por tu forma de ser”es un buen principio para invitarnos a reconocernos.

En mi experiencia de vida destaco estos 10 factores para un balance de vida en paz”:

  • Errores: Seguro los has tenido. Muchos o pocos, todos los tenemos. Es deseable que no hayas sido implacable al juzgarlos y entiendas que generalmente son una fuente de conocimiento ya que muy poco se aprenden de los éxitos y mucho de los fracasos o de los errores. Evalúa si en tu vida triunfan los aciertos o los errores. Haz un balance justo y a través del tiempo.
  • Familia: Te dará paz el saber que has estado presente junto a los tuyos siempre y sobre todo cuando necesitaron de ti, y tu de ellos.
  • Justicia: No porque tengas que ser el juez o abogado de nadie. Esa no es la idea. Pensamos aquí si has sido justo en tus decisiones y acciones sobre todo para los demás. Si no fuiste indiferente a la injusticia en cualquiera de sus manifestaciones. ¿Cómo y que hicisteis solo lo sabes tu y con eso alcanza ?.
  • Tolerancia: Importante haber sido tolerante con los demás, con los que piensan diferente, con los que sienten diferente a ti y haberlos aceptado de corazón. No es menor que también lo hayas sido contigo.
  • Compasion:No solo haberte compadecido por los demás, familia, amigos y compañeros , sentisteis esa tristeza que produce el ver padecer a alguien y que impulsa a aliviar su dolor o sufrimiento, a remediarlo o a evitarlo.
  • Trabajo: Si elegisteis una actividad, no importa cual, que te produjo placer y felicidad. Sobre todo si siempre tus afectos fueron mas importantes que tu trabajo.
  • Amor: Si te enamorasteis de la vida, de una persona, si te conmovió un amanecer, un día de lluvia y frio junto al calor de tu casa y seres queridos.
  • Perdón: Si habéis sido capaz de disculpar a otro ,o a uno mismo, por una acción considerada como ofensa, renunciando eventualmente a vengarse, o reclamar un justo castigo.
  • Fe: No es necesario hacer distinciones entre religiones, porque cada una de ellas da a la fe y a la esperanza un lugar central a la hora de construir la identidad del creyente. Creer es sentir que siempre hay otra opción; es un valor profundo que nos recuerda que debemos afrontar las derrotas, que nos insta a levantarnos las veces que sean necesarias.
  • Felicidad: Las personas que tienen un alto grado de felicidad muestran generalmente un enfoque del medio positivo, al mismo tiempo que se sienten motivadas a conquistar nuevas metas.

Finalmente dice la escritora Bronnie Ware, «Todo lo que hacemos en nuestra vida, bueno o malo, nos ayuda a aprender algo, por eso es más común arrepentirse de algo que no hicimos, pero pienso que como seres humanos debemos aprender a perdonarnos más a nosotros mismos y no ser tan duros por no haber hecho algo en el pasado. Y esto se aplica principalmente cuando una persona está enferma y no tiene ya libertad de hacer cosas porque no tiene salud».

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram