Noche de Brujas o Día de la Tradición

Sería bueno que todo sumase, las culturas globales importadas sin cepo y el orgullo de respetar y festejar de alguna forma lo propio

La globalización logró que las fronteras se relativicen. Un país a miles de kilómetros de distancia puede estar a la vuelta de la esquina gracias a la tecnología y a los nuevos "usos y costumbres" que atravesaron nuestras idiosincrasias ante la internacionalización de los procesos económicos, sociales y políticos. En la permanente interacción y fluidez de la globalización se exportaron huellas culturales propias de algunas regiones que ciertos países en particular adaptaron como suyas. Así sucedió con las celebraciones y rituales. Hace algunos años atrás, fechas como el Día de San Valentín o Halloween, eran fiestas populares identificatorias de los Estados Unidos y en Latinoamérica nada se sabía de ellas, pero hoy la región las ha adaptado a su propia cultura.

San Valentín

San Valentín se festeja en todo el país y toda una industria se ha puesto a su servicio. El Día de los Enamorados congrega a miles de parejas en bares y restaurantes con el fin de celebrar su amor. Además, existen promociones y ventas especiales en shoppings, marcas de indumentaria, cosmética, florerías y bombonerías, al igual que en los Estados Unidos. La masividad de esta fecha ha logrado tal repercusión y alcance, que en la Argentina durante el 14 de febrero, los solteros no se quedan atrás y celebran el “No San Valentín”. Hombres y mujeres sin pareja se reúnen en bares y discotecas con el fin de festejar su soltería a viva voz.

Halloween

El Día de los Enamorados no es la única celebración extranjera made in Argentina. El próximo miércoles 31 de octubre, el país aguarda su propia versión del Halloween. Aquí la tradición difiere bastante de la realizada en los Estados Unidos. Allí los niños se disfrazan con atuendos que emulan figuras fantásticas o íconos del género de terror y concurren puerta a puerta bajo el lema “truco o trato”. En cada hogar, los vecinos le ofrecen a cambio dulces y golosinas preparados para la ocasión. En el país, los niños no son los protagonistas de esta celebración sino los jóvenes. Bares y discotecas ambientan sus espacios para recibir a un público que celebra la noche de brujas nacional. Vestidos con atuendos fantasmagóricos o espectrales los argentinos festejan hasta altas horas de la noche. Pero Halloween no sólo vive en Buenos Aires. La mayoría de las ciudades en el interior del país, como Rosario, Córdoba, Mendoza, Mar del Plata y Bariloche cuentan con fiestas especiales y bares y boliches acondicionados con la temática del terror durante el 31 de octubre. Aunque en la Argentina, la ocasión sólo es un símbolo de festejo, Halloween tiene otro origen y, lejos de lo que se cree, no es estadounidense. La noche de brujas nace de la tradición celta basada en una celebración llamada "Samhain", que proviene del irlandés antiguo y significa “fin del verano”.

La cultura celta creía que la unión de la humanidad con el más allá se producía durante la culminación del verano y en esta etapa del año, los espíritus benévolos y malévolos tomaban contacto con la tierra. Se realizaba una celebración ritual a la cual eran convocadas las almas de los familiares allí presentes y se les rendía un homenaje. El uso de disfraces y mascaras era parte del rito y su principal razón era la de adoptar la apariencia de los espíritus malignos con el fin de ahuyentarlos. Los diversos símbolos y arquetipos del ritual original fueron adaptados por la cultura estadounidense para realizar la celebración de la noche de brujas. La transmisión de esta costumbre cultural se realizó a través de las inmigraciones irlandesas que llegaron al país, durante la gran hambruna irlandesa en 1840. Pero, no fue hasta el siglo XX que Halloween se convirtió en un festejo masivo. En 1921, en el estado de Minnesota se realizó un desfile en conmemoración al Día de todos los Santos que luego otras ciudades tomaron como propio y alcanzó una gran popularidad para todos los estadounidenses. Historia, cultura, tradición y celebración, cada país aporta su propia identidad cultural en su noche de brujas y Argentina, hoy ya no es la excepción.

Día de la Tradición Argentina

El día de la tradición se celebra en la Argentina el 10 de noviembre, fecha que fue elegida en conmemoración del nacimiento del poeta argentino José Hernández (1834 - 1886), que escribió "El gaucho Martín Fierro", relato en forma de verso de la experiencia de un gaucho argentino, su estilo de vida, sus costumbres, su lengua y códigos de honor. La idea de propender a la institucionalización de un día que conmemore las tradiciones gauchas, correspondió al poeta Francisco Timpone, que la propuso en la noche del 13 de diciembre de 1937, en una reunión de la Agrupación llamada Bases, institución que homenajeaba a Juan Bautista Alberdi y que tenía su sede en La Plata, provincia de Buenos Aires .El 6 de junio de 1938 la agrupación presentó ante el Senado de la Provincia de Buenos Aires una nota pidiendo que se declare el 10 de noviembre como Día de la Tradición, por el natalicio en dicha fecha de José Hernández. En la nota se propuso la peregrinación cívica al Museo Gaucho Ricardo Güiraldes, de San Antonio de Areco, en homenaje y como consagración efectiva de ese día.

Finalmente, sería bueno que todo sumase, las culturas globales importadas, así como el orgullo de respetar y festejar de alguna forma, lo propio, lo natural.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción