Natalia Oreiro, la solidaridad es su causa

Las organizaciones solidarias con mayor prestigio y alcance internacional, eligen a Natalia Oreiro como una de las personalidades más relevantes para concretar sus acciones.

Su impactante belleza lejos de convocarla a la vanidad, es sólo una de las características que la definen. Siempre con una gran sonrisa en su rostro, es una mujer cercana y amable que ha sabido trascender la pantalla.

Oriunda de Uruguay, Natalia Oreiro comenzó a trabajar como actriz en plena adolescencia. Persiguiendo sus sueños, llegó a la Argentina a los 16 años y tras un largo camino recorrido hoy es una artista valorada y reconocida en Latinoamérica, España e Israel. Pero, además de ser la protagonista de las ficciones más exitosas de los últimos 10 años, Natalia ha sabido capitalizar su cercanía con el público en ayudar a su prójimo.

Oreiro es la madrina de la Fundación Peluffo Giggens Apoyo al Niño con Cáncer. La ONG nace en 1961 con el objetivo de brindar atención médica, psicológica y económica a los niños y familias de bajos recursos que no cuentan con las posibilidades de acceder a tratamientos oncológicos. Natalia es la cara visible de la fundación, y como tal ha asumido la responsabilidad de tender una mano solidaria a los niños que reciben su tratamiento en la fundación. Además de realizar campañas tendientes a la concientización y a la recaudación de fondos para la fundación, Natalia asiste asiduamente a jugar con los chicos, a acompañarlos y cada año realiza un concierto para los niños y sus familias.

Natalia es una actriz que sin dudas considera que la solidaridad y la toma de conciencia son hechos que todo artista debe ejercer en su práctica cotidiana, y por lo tanto, es frecuente encontrarla en causas cuyo nivel de compromiso es firme y sostenido en el tiempo. Desde los comienzos de su carrera, Oreiro es una de las embajadoras de Greenpeace Argentina. A través de distintas campañas ha convocado a conocer la importancia del cuidado del medio ambiente y los recursos naturales. Durante el octavo mes de su embarazo, en diciembre de 2011, fue protagonista de una iniciativa en la cuál posó en plena gestación con imágenes de bosques proyectadas sobre su cuerpo con el fin de concientizar sobre los desmontes selectivos autorizados para la producción de ganadería intensiva en Santiago del Estero, Chaco y Córdoba.

"Siento mucha responsabilidad por llevar vida dentro de mí y quería registrar este momento en una imagen que valga la pena. Proyectar un bosque sobre mi panza y mi piel refleja mi intención de seguir luchando por un ambiente más sano y pasarle este legado a mi hijo”, afirmó Natalia durante la presentación de la campaña en Greenpeace Argentina.

Las organizaciones solidarias con mayor prestigio y alcance internacional, eligen a Natalia Oreiro como una de las personalidades más relevantes para concretar sus acciones. Así, fue como en septiembre de 2011 UNICEF la designó Embajadora de Argentina y Uruguay. Es la primera vez que la organización designa a una mujer para la representar a ambos países pero su alto compromiso social era una razón más que legítima para elegirla en la misión de difundir la situación de la infancia y promover los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes.

En la actualidad, la actriz se encuentra en plena tarea de difusión y concientización sobre la importancia de la evolución física, emocional y psicológica de los niños realizando campañas y acciones en los destinadas a la recaudación de fondos para sostener los programas impulsados por UNICEF en ambas orillas.

La defensa de los derechos y garantías de los sectores más vulnerables es una constante en su trayectoria solidaria. Natalia Orerio, es una actriz que ha sabido encontrar en su profesión un vehículo para ayudar.
Así fue como en el 2010 realizó un programa, emitido por Canal Encuentro, al que llamó “Se dice de mi” y abordó las problemáticas que atraviesan a las mujeres en los aspectos sociales, culturales y económicos.

El ciclo contó con la participación y asesoramiento de diversas Organizaciones No Gubernamentales que tuvieron su voz en un programa que llamó a la concientización sobre la importancia de reivindicar los derechos de las mujeres.

Un dato que expone el alto nivel de compromiso de Natalia con los proyectos solidarios que encabeza, fue que donó la totalidad de sueldo a las ONG´s que participaron del programa.

Ella es la actriz más exitosa de la televisión argentina, pero su rol como mujer abocada y dedicada a su prójimo es la cualidad que la distingue e identifica.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano