Mercado Laboral: ¿Cómo afrontar exitosamente un proceso de selección de personal?

Recomendaciones para tener en cuenta si te convocan a una entrevista de trabajo.


Por Daniel Colombo
@danielcolombopr
Master Coach Internacional

Ser convocados a una entrevista de trabajo suele ser un proceso estresante. Sin embargo, en muchos casos forma parte de una selección de personas a cargo del dueño, gerente de una empresa, funcionario a cargo del área o un experto en recursos humanos, para formarse una valoración acerca de tu perfil.

Dependiendo de tu desempeño, podrás pasar a siguientes rondas de la selección, o quedar en el camino; son pocos los casos donde entras directamente, sin conocer casi nada de ti.

Aquí van algunos consejos básicos sobre cómo prepararte, para sentirte más seguro y confiado:

Antes y durante de la entrevista

  • Conoce todo lo que puedas de la empresa: releva información y muestra interés.
  • Estudia tus aptitudes, tu experiencia y tu formación: lo que relates en vivo debe coincidir con tu currículum.
  • Lleva el currículum actualizado y conócelo perfectamente, ya que se basarán en él: todos los datos deben coincidir con lo que publicas en redes sociales, por ejemplo, en tu perfil de LinkedIn (la red profesional).
  • Hazte una relación de tus puntos débiles y prepara argumentos para defenderlos: prepara un FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) para ayudarte en esto.
  • Si te citan por escrito, lo correcto es que llames para confirmar tu asistencia: no demores tu respuesta. Expresa interés.
  • No acudas con gafas oscuras: necesitas conectar con tu mirada, gestos y las palabras que utilices.
  • Comprueba tu apariencia (evita ropa llamativa; bien vestido/a, limpio/a y afeitado): cuida los detalles. Ante la duda, lo formal y clásico es un punto seguro.
  • Ve solo/a: si alguien te acompañe, que te espere en un sitio cercano.
  • Llega pronto (5 minutos antes): llegar justo a tiempo, o, peor aún, retrasado, es signo de desinterés de tu parte y poca confiabilidad en tu calidad como trabajador.
  • Si no vas a concurrir, avisa con tiempo: no dejes plantado jamás a tu entrevistador.
  • Prepara la entrevista, el seleccionador va a hacerlo también: observa tus redes sociales y lo que compartes en ellas; incluso las referencias que pusiste en el currículum.
  • Saluda al llegar y memoriza los nombres de quienes te entrevistan
  • Colócate mirando de frente y en posición cómoda: no te apoltrones en la silla.
  • Controla tus manos y lenguaje no verbal: esto delata tu inseguridad y nervios.
  • Dirígete a quien te entrevista, mirándolo a los ojos: se directo y no desvíes las preguntas.

5 cosas que no conviene preguntar de entrada

Así como hay cosas que necesitas hacer, hay otras que no conviene interrogar en una primera entrevista; aquí, una lista para que lo recuerdes:

  1. No hables mal de nadie y menos de un trabajo anterior. Serás percibido como poco agradecido, y entrarán en dudas acerca de tu comportamiento si quedas confirmado.
  2. No mentir. Hoy todo se sabe o se averigua.
  3. No criticar a ex jefes o compañeros. Esto habla mal de ti y no de ellos, independientemente de tus consideraciones.
  4. Evita ser egocéntrico y hablar mucho utilizando “yo”. Un poco está bien, porque indica auto confianza, aunque limitarte exclusivamente a eso, sin incluir a los demás durante la entrevista, no es un buen camino.
  5. No preguntar sobre remuneración, vacaciones y sobre los ascensos en la primera entrevista. Si bien son informaciones importantes, es mejor que dejes que te comenten estos aspectos quienes te entrevistan, ya que dar un paso en falso sobre esto habla de tu inmadurez e inhabilidad para sortear la entrevista.

Preguntas que (casi) siempre te harán… y cómo responder

  • Háblame de ti; cuéntanos cosas. Típica pregunta para que te explayes brevemente sobre quien eres, con enfoque en tu experiencia y formación.
  • ¿Por qué buscas trabajo?
    Aquí es conveniente expresar la necesidad de avanzar en tu profesión, y mantén siempre una actitud positiva independientemente del momento laboral que estés atravesando.
  • ¿Qué sabes de nosotros?
    Están indagando sobre tu interés genuino en el trabajo y en la organización. Si dudas o dices cosas como “escuché hablar pero no sé mucho…”, estás en desventaja.
  • ¿Por qué quieres trabajar con nosotros?
    Prepara una respuesta que sea acorde a tu plan personal -lo que expresaste antes en esta entrevista, con mucha probabilidad- con lo que la compañía es y lo que se estima que necesita -sobre todo tomando elementos del anuncio de pedido de personal.
  • ¿Por qué estuviste x tiempo sin trabajar?
    Los motivos pueden ser variados; por ejemplo, si has sido madre, o has estado desempleado por causas ajenas a ti, puedes esbozarlo, siempre que te esfuerces en destacar tu esfuerzo por reinsertarte. Si has cambiado mucho de trabajos en poco tiempo, es un mal indicio: elabora una buena estrategia para responder.
  • ¿Cuál es tu mayor virtud? ¿Tu mayor defecto?
    Elige una cualidad que se adapte exactamente al puesto. En los defectos, no siempre funciona aquello de convertirlo en una fortaleza ya que puede sonar falso. Puedes escoger alguno no importante y expresar que eres consciente y que estás trabajando en mejorarlo rápidamente.
  • ¿Te gusta y te adaptas a trabajar en equipo?
    Debes saber que el 100% de las organizaciones quieren personas con habilidades blandas, entre las que está el cooperar con otros permanentemente. Aunque el puesto sea en solitario, indica que sí se te da bien articular con otros.
  • ¿Hay algún tipo de persona con la que no te gustaría trabajar?
    Es una pregunta con trampa: no puedes indicar que no te gusta trabajar con algunas personas, porque, justamente, se busca que te integres con todos. En todo caso, sé claro en indicar “tengo facilidad para integrarme y aprender de todos”. Observa que el enfoque siempre es positivo.
  • ¿Cómo enfrentas las situaciones de presión?
    Aquí puedes señalar que te gustan los desafíos y que te entusiasman y refuerzan tu dedicación y enfoque para sacar las cosas delante de la mejor forma posible.
  • ¿Cómo te ves profesionalmente de aquí a cinco años?
    Esta pregunta quiere saber sobre de tu visión interna de proyección en el tiempo. Necesitas tener una proyección de carrera; si no lo tienes tan claro, puedes expresar que anhelas crecer dentro de la empresa, asumir mayores retos y tener más responsabilidades progresivamente.

Daniel Colombo
Master Coach especializado en CEO, alta gerencia y profesionales; conferencista internacional; autor de 21 libros, comunicador profesional.

Más información:
www.danielcolombo.com
Facebook: DanielColomboComunidad
Twitter: @danielcolombopr
Instagram daniel.colombo
Youtube: /DanielColomboComunidad

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram