Los sueños, un puente para conectar con tu Yo Superior

Piensa, Vibra, Crea, Sueña y Materializa.


Por Chaimar Mojica
@chainathy
:: Venezuela ::

Yo Soy es la afirmación más poderosa del subconsciente, porque en realidad, no hay un ser inconsciente, sino tu otro yo. Ese con el que te conectas a la hora de dormir. Pero, ¿cómo establecer una conexión precisa para encontrar en los sueños las respuestas o señales, de acuerdo a las interpretación que se les dan?

Lo primero es tener un pensamiento positivo, el gimnasio de la mente depende de ti. Porque si has tenido un día extenuante, de seguro que al momento de ir a la cama estarás tenso, ¡error total! Comienza entones por darte un baño. El agua te repotenciará y llenará de buena energía, despejándote de lo negativo. Agradece a su elemental (ondinas), y si puedes añadir sal energética mucho mejor. Recuerda comenzar por los pies, para evitar cualquier tipo de malestar al momento del baño. Ten presente que estás cansado y esto suma tensiones, por ello ingiere un vaso de agua antes de meterte a la ducha, y bajará la presión. De hecho, el agua está en el plano físico precisamente para limpiar lo no físico, esas malas vibras que adquieres de tu entorno.

No obstante, hay que hacer énfasis en que tú eres el responsable de crear tu realidad. Por eso la mente debe nutrirse de pensamientos positivos, para crear momentos felices. Y el sueño es un momento pleno para comunicarse con lo no físico, pues en realidad el cerebro no duerme, ya que incluso trabaja mucho más cuando se está en descanso, hasta más rápido que la velocidad de la luz!

La interpretación de los sueños

La interpretación de los sueños

Otras opciones para un sueño reparador y que permita comunicación con la Divinidad, es tomar agua antes de caer en los brazos de Morfeo, ya que somos en gran proporción agua. Es mejor beber el líquido y decirle al "Súper Yo" quien eres, dónde te ubicas, lo que te preocupa y lo que deseas, para que desde tu gratitud y reconocimiento de su poder supremo, te de las claves y muestre las respuestas y caminos a seguir.

Otra técnica es meditar, incorporando una música angelical, llamando a los arcángeles de luz y amor, para que te protejan y manifiesten en tus sueños, con sus rayos característicos, cuidando además de tu descanso. Ese ángel de la guarda que nos protege a cada uno.

Pero recuerda que no sólo estás con tu Súper Yo. Cuando duermes, este es el momento más íntimo y cercano, además de aprovechable para comunicarte con él. Pero ojo, él está contigo en todo momento en otro nivel, a lo largo del día, por eso eres absoluta energía. Tú y cada pensamiento que proyectas -porque es cierto que van hacia algún lado- y eso es hacia tu realidad. Está en tus manos entonces, crear o no un buen futuro. Y desde luego la hora de dormir es importante para su materialización, por eso, es recomendable:

  1. Ser positivo a lo largo del día, incluso mover la cabeza para mover los pensamientos y energía cuando venga el negativismo.
  2. Pedir tu deseo para bien propio, pero ante todo para bien de los demás, porque por ejemplo, si estás deseando conseguir un empleo maravilloso y alguien más está ocupando el puesto que deseas, estás deseando -sin percatarte- el mal para esa persona, por ende la forma precisa sería decir: “Gracias Divinidad por tal o cual empleo –especifico-, y para esa persona que ya lo tiene, algo mucho mejor”. Pide en positivo, por ejemplo si vas a pedir abundancia, no pienses en escasez. Si quieres salud, no exclames enfermedad. Tu mente tomará lo que tenga más fuerza en tu expresión.
  3. Ya que el pensamiento es energía, y esta energía viaja más rápido que la luz, es mejor pedir el deseo un minuto antes de dormir.
  4. También puedes contarle a tu Yo Superior en ese momento previo al descanso, alguna experiencia que no te agrade tanto o quieras verla diferente, sin llamarlo problema, para que lleguen a ti de manera fluida las respuestas de esa circunstancia, soltando al día número 40, para dejar fluir en positivo. Y por supuesto, agradecer porque eres escuchado. Solucionas con la intuición, teniendo tu mente clara luego del sueño profundo. Tu vocecita te indica qué hacer ante la toma de decisiones. Ves claridad a esa circunstancia en tus sueños. Te despiertas al día siguiente con tranquilidad y desde tu energía todo empieza a mejorar y tomar su lugar.
  5. Dile antes de dormir a tu Yo Superior, donde te encuentras, como país, región, ciudad, incluso la descripción de tu casa, y quién eres. Agradécele porque te sabes escuchado y reconoces su poder superior.
  6. Grábate un audio, con tu propia voz, o la de tu madre, o cualquier persona de importancia en tu vida, para que llegue a tu subconsciente. Si lo prefieres puedes recurrir a sonidos de la naturaleza.

Frente a todo esto, por supuesto debes creer e ir a la cama. Respira por la nariz para que conserves vitalidad y puedas concentrarte, porque si sueltas el aire por la boca te sentirás agotado.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram