“Las buenas noticias deberían encontrarse en primera plana”

Cimientos acompaña alumnos que asisten a escuelas argentinas en contextos socioeconómicos vulnerables y los apoya tanto en lo económico como en lo académico.

Reivindicando el trabajo y el esfuerzo la Fundación Cimientos en la voz su Directora de Programas en Escuelas Secundarias, Ana Julia Rozales, destacó el rol y la acción de VidaPositiva.Com como el primer y único medio de comunicación dedicado a la difusión y generación de buenas noticias.

Cimientos acompaña alumnos que asisten a escuelas argentinas en contextos socioeconómicos vulnerables y los apoya tanto en lo económico como en lo académico.

Su misión es de un alcance que impacta ya que en la Argentina 1 de cada 2 chicos no finaliza su escuela secundaria y por lo tanto, es la fundación la responsable de crear escenarios educativos inclusivos en dónde la motivación por la autosuperación sea el sentimiento que signe las biografías de los beneficiarios del programa Futuros Egresados.

Para Ana Julia Rosales, el trabajo de la fundación no se realiza en soledad sino que depende de actores cruciales que refuerzan y acompañan su acción sobre la percepción sobre el presente y el futuro de los niños y adolescentes atravesados por condiciones de pobreza y exclusión.

"¿Cómo nos ayudan las buenas noticias? La respuesta es muy clara. Los medios que estimulan y difunden historias positivas sobre los jóvenes son un modelo prácticamente inédito en la prensa, ya que hoy lo más frecuente es la exhibición de una juventud de zonas pobres muy estigmatizada, vinculada a situaciones de violencia, delincuencia o adicciones a las drogas”, afirma Ana Julia Rozales.

VidaPositiva.Com ejerce el periodismo de valores, y por ello las historias de vida de los alumnos de distintas escuelas secundarias de todo el país que día a día realizan esfuerzos inconmensurables para finalizar sus estudios no sólo son noticia sino que además son celebrados y considerados como aquellos pequeños héroes anónimos que dan un ejemplo contundente de sacrificio y autosuperación.

“Las buenas noticias deberían poder encontrarse en primera plana y no sólo por nosotros, los adultos, sino como un ejemplo para los miles de jóvenes que necesitan verse representados en modelos y referentes reales de su misma edad y que luchan por salir adelante”, concluye Rozales,

La utopía de Cimientos es clara: ningún niño debería estar fuera de la escuela. La fundación brinda apoyo material, emocional y académico a aquellos chicos que no tienen recursos para comprar libros, útiles escolares o no tienen dinero para viajar a la escuela, fueron mamás o papás en la adolescencia o a partir de su realidad económica, deben trabajar para ayudar a su familia.

Hoy Cimientos necesita la ayuda de toda la comunidad para seguir incrementando su alcance y cubrir 11 becas para 11 alumnos secundarios ¿Cómo colaborar?:
- Como Amigo de la fundación: Aportando desde $40 por mes ingresando a: https://amigos.cimientos.org/dona/
- Como Padrino: Apadrinar un chico implica un compromiso de al menos un año aportando la beca de un chico con el que se puede tener contacto (por medio de Cimientos), ingresando a https://amigos.cimientos.org/dona/ o comunicándose con la fundación al 011 4829- 8600.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano