Inédito: los cariocas pedalearán para generar su propia energía

Instalarán bicicletas fijas en los gimnasios al aire libre de las plazas, que transformarán el esfuerzo en energía

RÍO DE JANEIRO.- A los cariocas les gusta creer que tienen una energía especial que es parte de lo que hace a Río de Janeiro una Cidade Maravilhosa. Y pronto tendrán la oportunidad de cuantificar ese singular aporte sudando la gota gorda, a puro pedal.

En noviembre pasado, la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) habilitó a la alcaldía de Río a poner en marcha un inédito proyecto en Brasil por el cual en los gimnasios al aire libre de las plazas y los parques se instalarán bicicletas estacionarias que transformen el esfuerzo físico en energía para uso público. El "spinning verde" es una iniciativa de la empresa Adabliu Eventos, que formó la organización BioForça, con el objetivo de lograr una alianza con la alcaldía y la concesionaria de energía eléctrica local, Light.

"El proyecto está basado en tres pilares. Primero, la salud y el bienestar de la población; segundo, la concientización sobre el uso de la energía eléctrica, y tercero, la sustentabilidad. Queremos promover la generación de energía limpia calificada a través de la práctica de ejercicios en un espacio gratuito, y que la gente se beneficie del resultado", explicó a LA NACION João Dominici, ingeniero electricista que actúa como director técnico de BioForça.

En principio, en abril se abriría la primera unidad de "spinning verde", con unas 20 bicicletas, en el Parque de Madureira, en la zona norte de la ciudad, indicó Renato Rangel, coordinador especial del Instituto Eixo-Rio, de la alcaldía, que promueve ideas innovadoras para la ciudad.

Cada persona mayor de edad que desee participar deberá antes registrarse en el programa y realizar una evaluación médica y física con profesores especialmente contratados para el proyecto, que estarán al frente de las clases.

El sistema de captación y distribución de la energía estará totalmente automatizado, conectado con los aparatos, e integrado a la red de la concesionaria eléctrica local, como ya sucede en programas piloto similares en Gran Bretaña.

Las unidades tendrán hasta 200 "alumnos" por día, en 10 turnos que sumarán unas 600 horas de clase por semana, y cada persona podrá ir a dos clases por semana.

"Tenemos autorización para que cada unidad genere como máximo un megawatt de energía, que será acumulado en baterías. Esa energía luego podrá utilizarse para la iluminación de las plazas y parques donde están los gimnasios al aire libre, y, una vez que ya se extienda el proyecto, que el crédito excedente pueda ser donado a guarderías infantiles, unidades de pronta atención médica, escuelas, centros culturales u otras entidades públicas. La idea es que se convierta en una política pública que sea de provecho para la comunidad", resaltó Dominici, quien todavía está cerrando todos los detalles del funcionamiento con la alcaldía, cuya Secretaría Especial de Envejecimiento Saludable y Calidad de Vida administra hoy 142 gimnasios al aire libre en toda la ciudad.

Incentivo

Se espera que cada participante tenga una suerte de tarjeta llave que le permita utilizar la bicicleta y que además sirva de base de datos para contabilizar la cantidad de energía que esa persona produjo.

Se está considerando que más allá del beneficio en la salud de los alumnos que se sumen al proyecto, el "spinning verde" tenga también como incentivo para los participantes algún descuento en los impuestos municipales.

"Elegimos Río de Janeiro como vitrina porque es la capital de la energía brasileña, pero además porque es parte del grupo de ciudades C40 de Liderazgo Climático, que ahora está presidido por nuestro alcalde, Eduardo Paes. Además, nos parecía que era una buena manera de celebrar los 450 años que cumple la ciudad en marzo, y de prepararla para que el proyecto esté replicado por todo Río para 2016, cuando será sede de los Juegos Olímpicos", dijo Wladimir Duarte, productor de Adabliu Eventos y promotor principal del proyecto.

Aunque la maestra jubilada Marcela Pereira, 65, no estaba al tanto de la iniciativa, se entusiasmó tanto al escucharla a través de LA NACION que empezó a pedalear cada vez más fuerte en una de las bicicletas estacionarias de la Praça Nossa Senhora da Paz, en Ipanema.

"Me parece un proyecto fantástico para fomentar la generación de energía de manera ecológica, que involucre a toda la población y que encima nos mantenga en forma. ¿Dónde hay que firmar?", preguntó dispuesta a sumarse al esfuerzo.

Protestas por el aumento del transporte

  • Una protesta contra el aumento del boleto de colectivo en San Pablo terminó anteanoche con 51 personas detenidas, luego de que varios manifestantes protagonizaron actos de vandalismo que llevaron a la policía a intervenir con gases lacrimógenos y bombas de estruendo en la zona de la avenida Paulista.
  • El acto, del que participaron unas 2000 personas convocadas por el Movimiento Pase Libre y otros grupos juveniles, despertó temores en las autoridades de que puedan volver a repetirse las masivas manifestaciones que en 2013 sacudieron todo Brasil, y que también comenzaron por una impopular alza en el transporte público que, debido a la reacción popular, debió ser revertida.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Alberto Armendariz | LA NACION | Fuente: www.lanacion.com