“Estar encerrado en tu casa con escasos contactos sociales es perjudicial para la salud mental”

En una charla con Vida Positiva, la psicóloga Andrea Dorpinghaus nos cuenta cómo cuidar la salud psíquica y las funciones cognitivas. El rol de las nuevas tecnologías en el confinamiento.

Durante el período de cuarentena, el encierro en los hogares y la falta de actividad física afectaron el estado físico y muchas personas acudieron a clases virtuales de entrenamiento para estar en forma.

Pero no solamente es importante cuidar el cuerpo. La salud mental también se vio afectada en gran medida por el confinamiento, el estrés y la incertidumbre de la situación.

“El aislamiento, la rutina, y la falta de actividad física junto a la incertidumbre, y temores que genera esta situación de pandemia y cuarentena afectan directamente nuestra salud física y psíquica”, explica Dorpinghaus.

“Las dificultades cognitivas preexistentes se agudizan o empiezan a aparecer nuevas dificultades de la mano de cuadros de ansiedad, depresión o estrés”, asegura. Es necesario, por lo tanto, cuidar la psiquis y entrenar la mente.

Bajo esa premisa, la psicóloga Andrea Dorpinghaus y la fonoaudióloga Paola Pastorini Gayol decidieron dar un entrenamiento cognitivo en línea, con el objetivo de mantener la mente en forma durante la cuarentena.

Especialmente destinado a personas con problemas de memoria, atención, entre otras debilidades funcionales, el curso propone “estimular al máximo las funciones cognitivas sin salir de tu casa”.

De todas maneras, el taller está orientado a todos aquellos que busquen mantenerse “cognitivamente en forma”, independientemente de si presentan algún síntoma de debilidad funcional.

¿En qué consiste un programa de entrenamiento cognitivo?

Un programa de entrenamiento cognitivo es un dispositivo diseñado con el fin de estimular y ejercitar las funciones cognitivas y aportar técnicas y estrategias orientadas a mejorar el desempeño y eficacia de las mismas.

Hoy estamos trabajando con un programa de 12 sesiones de dos horas semanales vía zoom, donde cada día se trabajan funciones cognitivas diferentes, con distintos tipos de materiales y estímulos. Luego, se envía material por mail para seguir ejercitando en casa el resto de la semana.

¿Cuáles son las funciones cognitivas del ser humano?

Las funciones cognitivas son todas aquellas habilidades requeridas para poder manejarnos adecuadamente en nuestra vida. Son aquellas que nos permiten percibir nuestro entorno, concentrarnos, mantener y distribuir la atención, aprender y recordar información, planear y organizarnos frente a las situaciones, planificar y resolver problemas, realizar cálculos y comprender y emplear el lenguaje para comunicarnos con otros. En otras palabras, las funciones cognitivas son la percepción, atención, memoria, lenguaje y funciones ejecutivas.

¿A quiénes está destinado el programa o taller de estimulación cognitiva?

Los talleres se organizan por niveles, previa entrevista por zoom o videollamada y están orientados a todas aquellas personas que buscan mantenerse cognitivamente en forma independientemente de las dificultades que presenten, siendo estas últimas las que determinarán la elección del grupo en el que se integrará y los objetivos a trabajar.

¿Anteriormente trabajaban de manera presencial y tuvieron que adaptarse por la cuarentena?

Hace más de 20 años trabajamos de manera presencial realizando rehabilitación y estimulación cognitiva grupal e individual, tanto en centros de salud como en consultorio privado. Debido a la cuarentena, comenzamos a realizar las actividades por zoom.

¿Cómo afecta el periodo de confinamiento a nuestra salud psíquica y cognitiva?

El aislamiento, la rutina, y la falta de actividad física junto a la incertidumbre, y temores que genera esta situación de pandemia y cuarentena afectan directamente nuestra salud física y psíquica. Las dificultades cognitivas preexistentes se agudizan o empiezan a aparecer nuevas dificultades de la mano de cuadros de ansiedad, depresión o estrés.

¿Qué se puede hacer para prevenir la aparición de fallas en las funciones cognitivas?

Son varias las cosas que podemos hacer en términos de prevención:

  • Evitar el aislamiento: somos seres sociales y tener vínculos humanos protege el cerebro.
  • Realizar ejercicio físico diariamente. Se sabe que la actividad física afecta directamente al cerebro. La actividad cardiovascular generan nuevas conexiones cerebrales, y mejora el ánimo.
  • Mantener la mente activa: aprender cosas nuevas, ejercitar las funciones cognitivas con estímulos novedosos.
  • Manejar el estrés.
  • Comer saludablemente.
  • Dormir bien y ocho horas, de ser posible.

El tiempo que pasamos delante de una pantalla, que aumentó considerablemente durante la cuarentena, ¿afecta en algo nuestras funcionalidades?

Entiendo que todos los excesos pueden dar lugar a diferentes problemáticas. Han salido a la luz varios estudios últimamente referidos a cómo afecta a la salud las nuevas tecnologías. A nivel físico por ejemplo, en relación a las pantallas y la luz, así como también a lo relacionado a posturas.

Pero entiendo que muchas de estas dificultades pueden con el tiempo y los elementos adecuados minimizarse. La tecnología en su justa medida trae aparejada también muchos beneficios. Estar encerrado en tu casa con escasos contactos sociales es perjudicial para la salud mental y las nuevas tecnologías nos permiten una forma diferente de conexión con otros.

A nivel de las interacciones por zoom, hemos visto por ejemplo cómo al principio a la gente le costaba comunicarse, porque el cerebro no está preparado para estar solo en su casa y a la vez acompañado por otro en la pantalla.

El dilate en la comunicación, las dificultades de conexión o en la visión, disminuyen la interpretación de los aspectos no verbales de la comunicación dificultando la misma, no obstante la continuidad en la práctica mejora el desempeño y de a poco la gente se fue adaptando y sacando más provecho de las interacciones, pudiendo realizar actividades e interactuar con otros mejorando el ánimo en todos los casos.

Además de la salud física es importante la salud mental ¿Considera que esta última está más desvalorizada?

Es mi impresión que la salud mental no está siendo considerada como una prioridad en este momento, lo cual es a mi entender un gran error que traerá consecuencias a futuro. Por eso, es importante que cada uno estemos atentos a cómo nos vamos sintiendo y pedir ayuda a tiempo si lo necesitamos.

¿Qué cosas afectan en mayor medida nuestras funciones cognitivas? ¿Qué podemos hacer para reforzarlas?

El desempeño cognitivo de las personas tiende a disminuir con la edad, esto es parte del normal devenir de la vida, no obstante hay que diferenciar el envejecimiento normal del patológico.

El envejecimiento normal es aquel que cursa sin patologías neurodegenerativas y el deterioro cognitivo que aparece es atribuible a los cambios que se producen en el cerebro sano al envejecer.

Cuando se habla de envejecimiento patológico, por otro lado, se hace referencia a la presencia de alguna enfermedad neurodegenerativa y en el que se padece de un deterioro cognitivo mayor al esperable para la edad del sujeto.

Este deterioro cognitivo puede estar asociado a cambios neuroanatómicos y neurofisiológicos producidos por enfermedades neurodegenerativas como la demencia tipo Alzheimer u otras. O relacionadas con otros diagnósticos que pueden preceder el desarrollo de una demencia o permanecer relativamente estables, como el deterioro cognitivo leve, entre otros.

En lo que hace al día a día, la falta de un buen descanso, el aislamiento y la falta de interacciones, las rutinas y ausencia de estímulos novedosos, así como la presencia de estrés o cuadros de depresión o ansiedad, disminuyen el desempeño cognitivo. De aquí la importancia de mantenerse activo y conectado con otros durante estos tiempos difíciles que nos toca vivir.

¿Cuáles son las fallas más evidentes a nivel de las funciones cognitivas?

Las dificultades cognitivas más frecuentes suelen ser dificultades para concentrarse o prestar atención a dos cosas al mismo tiempo, lo que conduce a “olvidos” por falta de registro de lo que se estaba haciendo. Ir a buscar algo a un lugar y no saber qué iba a buscar, los olvidos por automatismos que hacen que uno no registre si ya tomó o no una medicación, si cerró o no la puerta, el olvido de palabras, la sensación de tener algo en la punta de la lengua, pero no poder expresarlo, entre tantas otras.

El ser consciente de las diferentes dificultades suele estar asociado a fallas propias del envejecimiento normal y las mismas no alteran de manera significativa las actividades de la vida diaria. Por el contrario, cuando las dificultades repercuten en distintas áreas de la vida de las personas y uno nota que se intensifican rápidamente, es importante consultar al neurólogo para realizar los estudios pertinentes.

Entrenamiento cognitivo en línea

Lic. Andrea Dorpinghaus - Psicóloga
Lic. Paola Pastorini Gayol - Fonoaudióloga

+549 11 45590637
+549 11 56455177
andreadorpinghaus@yahoo.com

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram