El día en que la escuela se metió en casa

Primer Encuentro Mundial de Padres

Más de 200 padres de 20 países del mundo se reunieron durante más de tres horas el pasado 15 de mayo en el Primer Encuentro Mundial de Padres y Madres, convocado por la Fundación Scholas Occurrentes y la Fundación Padres. Este fue un espacio para compartir sus experiencias e inquietudes sobre el impacto que está produciendo el Covid-19 en las familias del mundo entero.

Scholas, organización internacional de derecho pontificio con sedes regionales en 14 países y que integra una red de medio millón de instituciones y redes educativas de todo el mundo, y Fundación Padres, que desde Argentina se ha convertido en un referente de asociaciones de padres y madres conscientes de la importancia de su rol en la formación integral de los hijos, hicieron realidad este encuentro de manera virtual, precisamente en la fecha en que se celebra, desde 1993, el Día Internacional de la Familia.

“Un intento de responder al llamado que nos hace esta crisis”, era la consigna, en “este tiempo que nos invita particularmente al recogimiento, a estar en casa, a reconocer a los más próximos y a redescubrir los pequeños milagros que suceden en lo cotidiano”.

Y un milagro fue lo que terminó por ocurrir. Desde sus pequeñas “ventanas” (la reunión se hizo a través de la plataforma Zoom), padres de Argentina, Colombia, España, Estados Unidos, Haití, Japón, Italia, México, Panamá, Paraguay, Perú y Portugal, entre otros, se abrieron a los demás para compartir sus experiencias más íntimas durante las últimas semanas.

Distintas realidades, una misma preocupación

Desde las difíciles condiciones que se están viviendo en determinados países, pasando por la disparidad de medidas que han tomado algunos gobiernos, un primer denominador común entre las familias fue el de la recuperación de la responsabilidad que deben asumir en relación a la educación de los hijos en este momento crítico.

“La responsabilidad es la misma: el seguimiento que debemos dar a nuestros hijos, pero ahora teniéndolos en cuarentena, esta responsabilidad se acentuó, porque tenemos que suplir lo que están ganando -o perdiendo- con el colegio (virtual)”, eran las palabras de Gabriela, de Santa Fe, Argentina.

A esto se sumó la revelación de las debilidades de muchos de los sistemas educativos vigentes. “En Haití no estamos listos para esto”, explicó Stephanie, desde Puerto Príncipe. “La crisis dio de baja el sistema educativo de Haití; no hay acceso a la tecnología”, agregó. "Esto ha representado un carga extra a muchos padres de familia". “Me preocupan mis hijos, pero me preocupan más los que no están representados porque sus padres están ocupados tratando de sobrevivir y no se pueden dar el lujo”, eran las palabras de Christine, madre estadounidense. “No todo el mundo tiene las herramientas para que tres o cuatro hijos puedan estudiar y mamá, trabajar a la vez”, dijo Laura.

Ante estas y otras adversidades, muchos padres de familia expresaron la necesidad de reconectarse con los procesos educativos de sus hijos.

“Me sirvió para conocer el proceso educativo de cada una de mis hijas, a cada una le lleva un tiempo diferente. Nosotros delegamos la tarea académica al colegio, pero esto me ayudó para conectarme con el aprendizaje de cada una”, eran las palabras de la familia Larraín.

“Es difícil enseñar, pero capaz le podemos enseñar cómo vivir y cómo comunicarse con las personas, nuestra moral, nuestra forma de vivir”: Kariya Takahisa, de Japón.

A su vez, los padres pudieron conocer de primera mano los resultados de un primer estudio realizado por el Comité Científico de las Cátedras Scholas sobre la situación escolar en período de aislamiento preventivo en jóvenes del mundo, con base en datos obtenidos en los ya cerca de 30 ciberencuentros que ha realizado esta organización desde hace más de dos meses.

De las conclusiones que arroja este estudio se desprenden preocupantes datos. Frente a la pregunta cuán motivado te sientes para seguir los contenidos escolares, un 76,30% de los estudiantes se siente poco o nada motivado. Por su parte, en el mismo estudio un 79,8% de los docentes manifestaron ante la misma pregunta sentirse muy o bastante motivados, lo cual evidencia claramente que el esfuerzo de los docentes no se traduce en la motivación de los alumnos. ¿Y los padres?

Los padres piden estar presentes en el debate educativo a venir

Guiados por el equipo internacional de Scholas y de la Fundación Padres, las familias tuvieron la oportunidad no solo de analizar estos datos y compartir sus propias experiencias, sino de contrastarlas y ofrecer como colectivo una serie de propuestas que se presentarán próximamente a autoridades educativas de sus respectivos países y al Dicasterio para el Desarrollo Humano de la Santa Sede.

Entre las propuestas presentadas hubo un llamado por una educación que genere sentido, y que nos comprometa a nosotros como padres en la labor educativa post-pandemia. Hasta ahora veíamos cómo dejábamos la responsabilidad de la educación en la puerta de la escuela. Con la pandemia la escuela se nos metió en casa y, por lo tanto, la responsabilidad que nunca dejamos de tener.

También se hizo un llamado para trabajar en proyectos comunes no solo entre jóvenes, padres y docentes, sino en proyectos comunitarios que involucren el cuidado de la casa común -un llamado al ecologismo- y también con otras instituciones educativas, en proyectos que involucren la variedad de competencias y contenidos de todo el currículo. En este sentido se recordó que el próximo 5 de junio es el Día Internacional del Medio Ambiente, y los padres convocarán a una acción conjunta.

Sin dejar de lado la necesidad obvia de las nuevas tecnologías, los padres también hicieron una denuncia frente a la inequidad educativa y la falta de conectividad, recordando las palabras del Papa Francisco de que todos estamos en el mismo barco y que de esto nos salvamos juntos.

El entusiasmo resultante de este primer encuentro mundial de padres y madres ha llevado a sus organizadores a plantear un segundo encuentro este próximo viernes 29 de mayo.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción