¿Conocías los «beneficios» de la cerveza?

Se trata de una bebida que tiene múltiples beneficios para la salud. Además, de tener un menor porcentaje de graduación alcohólica y ser la menos calórica de su tipo.

La Cerveza es una bebida que surgió durante la época de la Edad Media, alrededor de 6.000 años antes de Cristo en el norte de Europa. Los monjes eruditos fueron los primeros en registrar recetas de cervezas, utilizando como principal cereal para la elaboración de esta bebida la “cebada”.

La cebada es un cereal que contiene una importante fuente de inositol (componente de las membranas celulares), que evita la rigidez de los capilares a nivel de las arterias. Además, este ingrediente natural posee vitaminas del grupo B, ácido fólico y vitamina K.

En materia de minerales, es buena fuente de potasio, magnesio y fósforo, pero su mayor virtud es la riqueza en hierro, azufre, cobre, cinc, magnesio, cromo y selenio.

Además, contiene importante contenido de fibra (17%), sobre todo de fibra soluble (beta glucanos), que retarda el índice de absorción de la glucosa y reduce la absorción de colesterol.

La malta y el lúpulo, los otros dos ingredientes fundamentales de la cerveza, también aportan nutrientes beneficiosos para el organismo, generando beneficios como por ejemplo disminuir los niveles de colesterol total y triglicéridos en el caso del lúpulo; y el aporte de aminoácidos esenciales de la malta que contribuyen a la formación de proteínas, las cuales participan en la formación de diferentes tejidos del organismo. Se recomienda siempre ingerirlos en cantidades moderadas.

Por otro lado, hace varios años se utiliza en países de Europa en baños de inmersión para la piel donde las personas se sumergen en bañeras con “cerveza”.

La licenciada en Nutrición Cristina Maceira sostiene que “los ingredientes que la cerveza tiene son agua que es una buena fuente de hidratación; lúpulo que tiene cualidades antioxidantes, bactericidas, antiinflamatorias; malta que contiene vitaminas; Biotina que es un aminoácido que le hace muy bien a la piel”.

Una característica importante de esta bebida es que no tiene agregados de azúcares ni de alcohol. Pilar Rodríguez Testa, Category Manager de Cervecería Quilmes sostiene que “a diferencia de otras bebidas que se les añade alcohol nuestro proceso de fermentación es natural dado que a través de la levadura y el agua generamos los alcoholes necesarios para que esta bebida sea tan deseada”.

Por último, es importante tener en cuenta que en materia de aporte calórico un vaso de Cerveza aporta 100 calorías independientemente del tipo que elijamos dado que su valor energético es muy similar.

La Licenciada Maceira recomienda moderar el consumo:330 ml en la mujer y 660 en el hombre”.

Un estudio científico realizado por la Dra. Kathryn O’Sullivan, Nutricionista en Salud Pública de Manchester, Reino Unido, comentó que el consumo moderado de cerveza puede ser parte de un estilo saludable, al no producir aumento de peso ni aumento de la circunferencia de cintura, conocida en general como la "pancita cervecera".

Sullivan advierte que “el consumo moderado de esta bebida no conduce necesariamente a aumento de peso, siempre que se mantenga el equilibrio energético, entre las calorías ingresadas y las calorías gastadas, en base a una dieta variada y ejercicio físico”.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Gentileza, Gimena Rubolino