¿Cómo tratar la Diabetes Mellitus de un modo biológico?

Un correcto soporte nutricional puede ser de gran ayuda.

La diabetes mellitus es una de las enfermedades metabólicas más frecuentes hoy en día, y desgraciadamente va en aumento. Es una afección crónica que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia. La insulina es una hormona que se fabrica en el páncreas y que permite que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo, en donde se convierte en energía para que funcionen los músculos y los tejidos a través del Ciclo de Krebs o Glucolisis. Como resultado, una persona con diabetes no absorbe la glucosa adecuadamente, de modo que ésta queda circulando en la sangre produciéndose una hiperglucemia y dañando los tejidos con el paso del tiempo. Este deterioro causa complicaciones para la salud potencialmente letales.

Hay tres tipos principales de diabetes

  • Diabetes tipo 1
  • Diabetes tipo 2
  • Diabetes Mellitus Gestacional

La diabetes tipo 1 está causada por una reacción autoinmune, en la que el sistema de defensas del organismo ataca las células productoras de insulina del páncreas. Como resultado, el organismo deja de producir la insulina que necesita. La razón por la que esto sucede no se acaba de entender del todo, sin embrago en mi opinión y por lo que puedo observar cuando examino las células a microscopía suelo encontrar casi siempre infecciones asociadas a la enfermedad por lo que tal vez es infecciosa. Algunas investigaciones sugieren que pueda deberse a algún factor ambiental como una posible infección vírica que provoca la destrucción por el sistema inmune de las células productoras de insulina, las células de Langerhans.

Otros autores sugieren la infección de un parásito Eurytrema Pancretum, un gusano trematodo, que parasita sobre todo al ganado ovino, caprino y porcino, pero que puede parasitar a humanos.

Hay más estudios que relacionan las diabetes con parasitosis, en un estudio realizado en India se observó la relación entre un nematodo espirúdico Brugia malayi que causa filariasis en humanos, y la diabetes en ratones.

Es más, sabemos que muchas diabetes tipo I, aparecen después de una enfermedad aguda.

La enfermedad puede afectar a personas de cualquier edad, pero suele aparecer en niños o jóvenes adultos. Las personas con esta forma de diabetes necesitan inyecciones de insulina a diario con el fin de controlar sus niveles de glucosa en sangre. Sin insulina, una persona con diabetes tipo 1 morirá. Investigaciones recientes están tratando de obtenerla en forma de pastillas, con lo que en un futuro se podrán evitar los pinchazos.

La diabetes tipo 2 es el tipo más común de diabetes. Suele aparecer en adultos, pero cada vez más hay más casos de niños y adolescentes. En la diabetes tipo 2, el organismo puede producir insulina pero, pero o bien no es suficiente, o el organismo no responde a sus efectos, es lo que se conoce como “resistencia a la inuslina” y provoca una acumulación de glucosa en la sangre.

Las personas con diabetes tipo 2 podrían pasar mucho tiempo sin saber de su enfermedad debido a que los síntomas podrían tardar años en aparecer o en reconocerse, tiempo durante el cual el organismo se va deteriorando debido al exceso de glucosa en sangre. A muchas personas se les diagnostica tan sólo cuando las complicaciones diabéticas se hacen patentes .

En contraste con las personas con diabetes tipo 1, la mayoría de quienes tienen diabetes tipo 2 no suelen necesitar dosis diarias de insulina para sobrevivir. Sin embargo, para controlar la afección se podría recetar insulina unida a una medicación oral, una dieta sana y el aumento de la actividad física.

Se dice que una mujer tiene diabetes mellitus gestacional (DMG) cuando se le diagnostica diabetes por primera vez durante el embarazo. Cuando una mujer desarrolla diabetes durante el embarazo, suele presentarse en una etapa avanzada y surge debido a que el organismo no puede producir ni utilizar la suficiente insulina necesaria para la gestación.

Ya que la diabetes gestacional suele desarrollarse en una etapa avanzada de la gestación, el bebé ya está bien formado, aunque siga creciendo. El riesgo para el bebé es, por lo tanto, menor que los de cuyas madres tienen diabetes tipo 1 o tipo 2 antes del embarazo. Sin embargo, las mujeres con DMG también deben controlar sus niveles de glucemia a fin de minimizar los riesgos para el bebé. Esto normalmente se puede hacer mediante una dieta sana, aunque también podría ser necesario utilizar insulina o medicación oral.

La diabetes gestacional de la madre suele desaparecer tras el parto. Sin embargo, las mujeres que han tenido DMG corren un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 con el paso del tiempo. Los bebés nacidos de madres con DMG también corren un mayor riesgo de obesidad y de desarrollar diabetes tipo 2 en la edad adulta.

Hoy en día se está hablando también de una cuarta diabetes en la vejez y una alteración en la tolerancia a la glucosa. Se dice que las personas con altos niveles de glucemia, que no llegan a ser los de las personas con diabetes, tienen alteración de la tolerancia a la glucosa (ATG) o alteración de la glucosa en ayunas (AGA). La ATG se define como niveles altos de glucemia tras las comidas, mientras que la AGA se define como un alto nivel de glucemia tras un ayuno.

Las personas con ATG corren un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. No es sorprendente que la ATG comparta muchas características con la diabetes tipo 2 y vaya asociada a la obesidad, la edad avanzada y la incapacidad del organismo de utilizar la insulina que produce. Sin embargo, no todo el mundo con ATG llega a desarrollar diabetes tipo 2.

En resumen, es la insuficiente secreción de insulina o su inadecuada utilización por el organismo, lo que provoca la aparición de la diabetes mellitus. Existe también una diabetes mucho más rara, la diabetes insípida, que define la incapacidad de los riñones para conservar el agua lo que provoca una micción frecuente y una sed pronunciada.

En lo que se refiera a los tratamiento farmacológicos y la dieta, en muchas ocasiones a los enfermos se les da libertad a la hora de alimentarse, simplemente se les dice que se controlen y que si necesitan más insulina pues sencillamente se inyecten más. Algunos médicos ignoran que la insulina tiene efectos adversos en la salud del paciente, tales como Hipoglucemia, reacción alérgica, lipodistrofias, incremento peso, complicaciones microangiopáticas… por lo que si el paciente puede controlar sus niveles de glucosa con dieta y ejercicio y necesitar menos insulina inyectada estoy convencida de que tanto si hígado, como sus riñones, su cerebro y sus vasos sanguíneos lo agradecerán. También es común la dieta basada en las raciones de carbohidratos por comida, en lo que se dividen los seis grupos en función del nutriente principal que contenga.
Independientemente del tipo de diabetes el tratamiento en todos los casos debe centrarse en intentar mantener el nivel adecuado de glucosa en sangre por lo que la dieta y el ejercicio son pilares fundamentales de cualquier tratamiento.

Recomendaciones

Lo primero que yo os recomendaría es buscar el origen de la enfermedad, no se puede tratar igual una diabetes de origen viral, que una de origen parasitario. Sobre los orígenes se habla de origen hereditario, estilo de vida, procesos autoinmunes, factores ambientales, intolerancia a la glucosa, estrés, infecciones, vacunas, accidente o trauma, infecciones, mala comunicación celular, falta de vitamina D, embarazo, medicamentos, toxinas como el alcohol, exposición a la leche de vaca en la infancia, ovarios poliquísticos, celiaquía… como veis es una enfermedad multifactorial auque en el terreno celular, todas estas causas llevan a un desequilibrio en el medio, en el pH, en la bioquímica.

  • Evite la obesidad y manténgase en un peso estable
  • Coma poco y a menudo para conseguir mantener estables los niveles de glucemia a lo largo del día y evitemos los picos
  • Reduzca la ingesta de grasas saturadas animales y evite las grasas trans
  • Utilice estevia o Luo Han Guo, para endulzar, en lugar de edulcorantes, plantas de reconocidas propiedades para la diabetes
  • Evite alimentos acidificantes como el café procesado, sobre todo el torrefacto, té negro y rojo, alcohol y otros tóxicos como el tabaco, medicamentos innecesarios, drogas…
  • Evite la comida basura
  • Evite la vida sedentaria

Aumente el consumo de

  • Aguacates, existen estudios que hablan de las propiedades beneficiosas de este fruto en la daibetes
  • Apio, controla el nivel de glucosa en sangre
  • Alcachofas, por su efecto hipoglucemiante
  • Bayas, rebosantes de antioxidantes y Vitamina C, ayudan a evitar el daño oxidativo
  • Frutas cítricas, ricos en fibra solubles y vitamina C, ambos necesarios en la diabetes
  • Omega 3, reduce el riego de padecer la diabetes tipo II
  • Espinacas y hojas verdes en general
  • Canela, de reconocidas propiedades hipoglucemiantes
  • Nueces, rica en omega 3
  • Tomates, ricos en Vitaminas C y A, importante para regenerar tejidos y la salud ocular
  • Legumbres, ricas en fibra, magnesio, potasio, zinc
  • Cereales Integrales, ricos en magnesio, cromo, acido fólico y fibra

Respecto a los mejores complementos

  • La vitamina C previene que el azúcar intracelular se convierta en sorbitol, hecho asociado a trastornos visuales, nerviosos y renales en pacientes diabéticos.
  • La vitamina B6, ayuda a prevenir la neuropatía diabética. También ayuda a mejorar la condición en aquellas personas que ya la han desarrollado y a evitar la glicación de las proteínas, causa de numerosas complicaciones en las personas diabéticas. Puede ser de ayuda para las mujeres que desarrollan diabetes del embarazo. En un estudio se encontró que suplementando la dieta con 100 miligramos diarios de esta vitamina, se logró eliminar el diagnóstico de diabetes del embarazo en 12 de 14 mujeres.
  • La vitamina B8 es considerada como una de las vitaminas del complejo B, aunque también se le denomina como vitamina H. Trabaja en conjunto con la insulina en la utilización de la glucosa por las células. Los estudios sugieren que la biotina reduce los niveles de glucosa después de comer y mejora la efectividad de la insulina. El ácido fólico, la vitamina B12, la vitamina B5 (ácido pantoténico), el magnesio, el cinc y las proteínas aumentan su efectividad. Por el contrario, el alcohol, el café y la clara de huevo cruda, al igual que ciertos medicamentos como las sulfamidas y los antibióticos, reducen su efectividad.
  • La vitamina E asociada al Selenio es efectiva contra la diabetes, ya que protege el sistema circulatorio.
  • El cromo parece ser muy beneficioso en la diabetes tipo 2, donde, aunque el páncreas produce una cantidad de insulina suficiente, las células de los músculos y otros tejidos son resistentes a su acción, lo que resulta en un control inadecuado de los niveles de azúcar en sangre. Diversos estudios han examinado los efectos de los suplementos de cromo en personas afectadas por diabetes tipo 2. Un meta-análisis reciente que integró los resultados de 41 estudios halló que los suplementos de cromo parecen mejorar el control del azúcar en sangre entre quienes padecen diabetes tipo 2. Éste se almacena en el hígado formando parte del denominado Factor de Tolerancia a la Glucosa (GTF) con funciones muy importantes en la economía corporal. Este elemento aparece muy bajo en pacientes diabéticos.
  • El cobre participa en la formación de la Insulina junto con el cromo y el manganeso.
  • El Zinc, protege a las células del páncreas. El zinc juega un rol importante en la síntesis, secreción y almacenamiento de insulina. Las personas enfermas con diabetes, tienden a eliminar zinc por la orina, por lo que la ingesta de zinc es benéfica para diabéticos. Además, se cree que varias de las complicaciones resultantes de la diabetes son en realidad una expresión de la falta de zinc en el cuerpo, que combate los radicales libres a nivel intracelular.
  • El Magnesio, hay estudios que demuestran que el magnesio esta ligado directamente en la fabricación de la hormona insulina Por lo tanto una insuficiencia de magnesio trae como consecuencia directa que la insulina que se produce en tu páncreas sea deficiente, es decir, que no sea una hormona de calidad. Por otra parte, también se descubrió, que los receptores de las células que se hacen resistentes a la insulina, es decir por donde entra la insulina y la glucosa a las células, para la fabricación de estos receptores, necesitan la presencia de este mineral. Es muy necesario para los insulinodependientes, ya que lo eliminan por la orina.El Magnesio es uno de los minerales de mayor déficit en la población en el mundo entero, porque pocas personas ingieren los alimentos que tienen alto contenido de Magnesio que son los vegetales y verduras.
  • Enzimas digestivas, Las enzimas digestivas ayudan a metabolizar los nutrientes, y pueden mejorar la circulación, que es a menudo pobre en los diabéticos, estimular el sistema inmunológico, disminuir la inflamación, ayudar al transporte de nutrientes a través del cuerpo, eliminar productos de desecho y mejorar el bienestar general. Las enzimas digestivas, especialmente las proteasas pueden ayudar a prevenir complicaciones renales de la diabetes y todas las enzimas pueden ayudar a prevenir el daño a los nervios causado por esta condición.
  • Suplementos como los probióticos, extracto de ajo envejecido, L-carnitina, L-glutamina y la coenzima CoQ10 pueden aumentar la absorción de enzimas digestivas y, por tanto, pueden estar muy recomendado para los diabéticos.

Como verán, un correcto soporte nutricional puede ser de gran ayuda para estos pacientes.

Como siempre, cada paciente es distinto y debe ser un profesional el que ajuste las dosis y recomiende en base a vuestros parámetros y vuestra individualidad bioquímica.

(Recuérdese que tanto el tratamiento a seguir, así como las dosis a prescribir deben ser de mano de un especialista de la salud, y en ningún modo este artículo puede ser utilizado como tratamiento específico, sólo sirve como elemento orientativo e ilustrativo).

Fuentes:

  • Parasite Immunol. 2015 Oct 5. doi: 10.1111/pim.12283. [Epub ahead of print].
    Brugia malayi soluble and excretory-secretory proteins attenuate development of streptozotocin-induced type 1 diabetes in mice.
  • Folia Parasitol (Praha). 2015 Sep 21;62. pii: 2015.056. doi: 10.14411/fp.2015.056.
    An elevated blood glucose level and increased incidence of gestational diabetes mellitus in pregnant women with latent toxoplasmosis.
  • Avocado Oil Improves Mitochondrial Function and Decreases Oxidative Stress in Brain of Diabetic Rats.
    Ortiz-Avila O1, Esquivel-Martínez M2, Olmos-Orizaba BE2, Saavedra-Molina A1, Rodriguez-Orozco AR3, Cortés-Rojo C1.
  • J Bioenerg Biomembr. 2015 Aug;47(4):337-53. doi: 10.1007/s10863-015-9614-z. Epub 2015 Jun 10.
    Protective effects of dietary avocado oil on impaired electron transport chain function and exacerbated oxidative stress in liver mitochondria from diabetic rats.
  • Schwarz K and Mertz W. (1959) Chromium III and the glucose tolerance factor. Archives of Biochemistry and Biophysics 85:292-295.
  • Balk EM, Tatsioni A, Lichtenstein AH, Lau J, Pittas AG. (2007) Effect of chromium supplementation on glucose metabolism and lipids: a systematic review of randomised controlled trials. Diabetes Care 30:2154-2163.

Por Rosa López Monís
Bióloga Molecular, Microscopista Celular
L-Monís & Más Que Dietas
www.masquedietas.es
https://www.youtube.com/channel/UCueE-Wh1ugCClXFPl2qSmag

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción