Cómo cuidar la columna de nuestras mascotas

Hábitos, cuidados y ejercicios que ayudan a mantener sus articulaciones saludables.

La columna vertebral de nuestras mascotas es un punto de cuidado y en el que se debe prestar especial atención. Cómo tratarlos habitualmente, cómo detectar una molestia, cómo aliviarlos y qué costumbres se pueden adoptar para ofrecerles una mejor calidad de vida a nuestros perros y gatos. A continuación, la médica veterinaria del Laboratorio Labyes, Belén Villar, te explica todo lo que tenés que saber.

Algunas razas sufren particularmente problemas articulares ya sea por la forma de sus huesos, la distribución del peso y otras características; estas son denominadas razas condrodistróficas, algunos ejemplos de ellas son los Dachshunds, Bulldog francés, inglés y americano, Pugs y los Basset Hounds. También están predispuestas las mascotas de alta exigencia física y aquellas razas de rápido crecimiento como lo son el Pastor Alemán, Labrador, Mastín Napolitano y Boyero de Berna. Además de la columna, otras articulaciones que se afectan con mayor frecuencia son las de los codos, caderas y rodillas.

“Lo más habitual es que el animal ‘acuse’ dolor y evite ciertos movimientos, renguee al caminar, pase más tiempo echado y/o le cueste incorporarse. Los gatos por su parte, si bien no tienen mayor predilección por razas, sí hay factores como el sobrepeso y el vagabundeo que favorecen la ocurrencia de lesiones en diversas partes del aparato locomotor”, afirma Belén Villar, médica veterinaria del Laboratorio Labyes.

Y agrega: “es importante tener en cuenta que los gatos “disimulan” muy bien el dolor, una forma de darnos cuenta es si se limpia menos las partes traseras del cuerpo (los pelos se ven apelmazados), evita saltar desde superficies que habitualmente lo hacía y/o se muestra más agresivo”. En definitiva, más allá de la especie o raza que consideremos, la salud de la columna vertebral y demás articulaciones, es materia para extremar cuidados en perros y gatos.

A continuación, consejos útiles y cotidianos para cuidar a nuestras mascotas:

  • Realizar ejercicios con frecuencia. Jugar o hacer caminatas mejora la tonificación de la musculatura del animal, ayudando a proteger la columna y demás articulaciones.
  • Cuidar el peso de las mascotas. El sobrepeso ejerce mayor carga sobre las articulaciones y puede potenciar enfermedades como la hernia de disco.
  • Levantar a un perro o gato sólo desde el tórax puede ser perjudicial y, sin desearlo, podemos causarles dolor. Al alzarlos, es ideal contener una mayor parte de su cuerpo para no generarles molestias.
  • Al momento del paseo, la mejor opción es colocarles un pretal, dado que ofrece soporte a todo el tren delantero y la fuerza durante la caminata no es absorbida únicamente por su zona cervical.
  • Disponer una superficie blanda para que puedan descansar, a fin de evitar que se entumezcan y/o compriman zonas de mayor apoyo (caderas, muslos, codos, etc.).
  • Se les puede brindar un masaje en toda la de la columna. Realizando movimientos suaves en la zona los ayudamos a distenderse, relajarse y minimizar dolores, además de brindarles alivio y cariño.
  • Para mantener la salud de todo el aparato locomotor de nuestros mejores amigos, existen productos específicos que contribuyen a la regeneración osteoarticular y promueven la formación de cartílagos, tendones, ligamentos, músculos y huesos, con efecto antiinflamatorio y analgésico natural.
  • Ante cualquier duda, siempre realiza una consulta con un profesional de confianza, quien te dará las mejores indicaciones para preservar la salud de tu mascota.

Más información en Labyes.com (Laboratorio de Medicina Veterinaria).

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción