9 cosas que las mujeres positivas no hacen

Las mujeres positivas no tienen un poder mágico que tú no posees. En vez de dejar que el estrés los controle, ellas toman el control de su vida.

1. No asumen lo peor.

Es realmente asombros ver como muchos problemas no existirían si no los inventáramos. La gente positiva sabe que llegar a conclusiones demasiado rápido es con frecuencia una muy mala idea. En vez de volverse locos a causa de un mensaje de texto no respondido (“¿Y si realmente no le gusto?”) simplemente siguen con su día (“hmmm ¡debe estar ocupado!”) Antes de decidir que una persona no es de confianza, hacen un esfuerzo para averiguar un poco más acerca de ella.

2. No oponen resistencia a la verdad.

Es fácil vivir en una mentira porque puede crecer tanto que finalmente la gente se olvida de la verdad. La gente positiva sabe que necesita enfrentar la verdad y vivir con ella ya que poner excusas nunca trae aparejadas soluciones para lo que ha ido mal.

3. No se aferran al resentimiento.

La gente positiva entiende que el resentimiento solo causa dolor constante. Lo dejan ir. Eligen aceptar y perdonar las cosas que pasaron en el pasado y seguir adelante con lo que han aprendido de esos incidentes.

4. No se olvidan de las pequeñas cosas.

Ciertamente, es muy fácil olvidarse de las pequeñas cosas. La gente positiva no suele tener ese hábito. Al contrario. Expresan su gratitud por cada bendición, no importa cuán grande o cuán pequeña. Saben que es una locura pensar que más cosas los harán sentir mejor y pueden ser felices con lo que ya tienen.

5. Asumen la responsabilidad.

La gente positiva sabe que son los artífices de sus propias vidas y se hacen absolutamente responsables de sus cosas. No quedan “atrapados en el tráfico”, simplemente llegan tarde. No dicen “surgió algo”, simplemente se olvidaron. La gente positiva no dice “No lo puedo evitar”, porque pueden hacer cualquier cosa que se propongan.

6. No ven los problemas como “problemas”

Para la gente positiva, el significado de la palabra “problema” es en realidad “desafío”. Creen que detrás de cada obstáculo hay una oportunidad que espera ser descubierta. La gente positiva se desafía a sí misma para mejorar su vida.

7. No se resignan a la “realidad”.

Para mucha gente, la “realidad” es un lugar horrible en el que los sueños mueren. La gente positiva sabe que cualquier cosa puede hacerse posible con consistencia y empeño, por lo tanto, eligen escribir su propia realidad.

8. No dejan que los pensamientos negativos ocupen su mente.

La gente positiva no sucumbe ante un coro de pensamientos negativos. Cuando un pensamiento negativo se aloja en su cabeza, simplemente recuerdan: No le diría esto a otra persona por lo tanto no debería pensarlo acerca de mí mismo.

9. No creen que la vida es perfecta.

La gente positiva se olvida de la perfección, ya que la perfección es inalcanzable. ¿Cuándo fue la última vez que pensaste, “Vaya, hoy es un día perfecto para estar en forma” o “¿Sabes qué? Hoy es el día en que renunciaré, me mudaré a Santa Fe y seguiré mi verdadera pasión”. Correcto, jamás lo pensaste debido a que no hay un “momento perfecto” para hacer nada. La gente positiva actúa aquí y ahora.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram