4 de febrero: Día Mundial contra el Cáncer

Desde 2019 la Organización Mundial de la Salud ha al cáncer como una de las diez principales amenazas para la salud pública. Todavía queda mucho por hacer.

El nacimiento del Día Mundial contra el Cáncer

Al principio del milenio, el 4 de febrero se declaró el Día Mundial contra el Cáncer. Todo empezó con seis expertos en cáncer que se reunieron en París en 1999. Con la llegada inminente del año 2000, el grupo estaba decidido a que el desafío mundial del cáncer no se olvidase en el nuevo siglo. Juntos, los seis líderes, los doctores David Kayat, Peter Harper, James F. Holland, Gabriel N. Horobagyi, Lawrence H. Einhorn y Sandra Swain, elaboraron un borrador de Carta que esbozaba una visión para abordar el impacto del cáncer en «la vida humana, el sufrimiento humano y la productividad de las naciones».

La Carta destaca la necesidad del acceso a una atención médica de calidad, financiación para la investigación sobre el cáncer, mayor comprensión y, sobre todo, respeto y dignidad para todas las personas que viven con la enfermedad. El artículo final establece la idea de un día internacional de concienciación:

«Reconocimiento por parte de todas las instituciones que proceda de que el día 4 de febrero sea declarado el “Día Mundial contra el Cáncer”, para que cada año la Carta de París esté en los corazones y en las mentes de personas de todo el mundo».

Este documento se conoce como la Carta de París contra el Cáncer. El 4 de febrero de 2000, la Carta fue firmada por el entonces presidente de Francia, Jacques Chirac, y por el entonces director general de la Unesco, Kōichirō Matsuura.

La UICC (Unión Internacional Contra el Cáncer) realizó una encuesta a nivel global cuyos resultados revelan brechas evidentes en la conciencia del riesgo de cáncer y los hábitos preventivos de salud entre los grupos socioeconómicos altos y bajos.

Este Día Mundial contra el Cáncer, liderado por la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC), tiene como objetivo la movilización para la acción urgente por parte de individuos, gobiernos y la comunidad mundial de atención a la salud para cerrar las inadmisibles brechas en la conciencia del riesgo de cáncer y los hábitos preventivos de salud entre los grupos socioeconómicos altos y bajos.

Para conmemorar el 20º aniversario del Día Mundial contra el Cáncer, la UICC comisionó una encuesta a nivel global para conformar un panorama actualizado de las experiencias, opiniones y hábitos del público en lo concerniente al cáncer. En esta encuesta, llevada a cabo por Ipsos, han participado más de 15 000 adultos de 20 países, y supone la primera encuesta pública realizada por varios países sobre las diferentes perspectivas sobre el cáncer en una década. Los resultados de la encuesta, reflejados en detalle en el informe que ha publicado la UICC hoy, Encuesta de opinión pública internacional sobre el cáncer 2020: lo que las personas sienten, piensan y creen acerca del cáncer en la actualidad. (en inglés), indican que existe una marcada diferencia entre los grupos socioeconómicos altos y bajos en lo que se refiere al conocimiento y la conciencia de los riesgos de cáncer y, por consiguiente, a la práctica de hábitos adecuados para limitar estos riesgos.

El Dr. Cary Adams, director ejecutivo de la Unión Internacional Contra el Cáncer, afirmó: "Es sencillamente inadmisible que millones de personas estén expuestas a un mayor riesgo de desarrollar cáncer únicamente porque no han sido debidamente informados de los riesgos a evitar y los hábitos saludables a practicar; para muchos de nosotros tener esta información es algo que damos por hecho. Y esta es una certeza en todo el mundo".

Conciencia de los riesgos de cáncer

Los resultados de la encuesta muestran que, en general, a nivel global existe un nivel alto de conciencia del cáncer entre la población encuestada. El consumo de tabaco (63 %), la exposición a los rayos UVA perjudiciales (54 %) y la exposición al humo de tabaco como fumador pasivo (50 %) figuran como los factores que más se reconocen como impulsores del riesgo de cáncer en una persona. Entretanto, la falta de actividad física (28 %), la exposición a ciertos virus y bacterias (28 %) y el sobrepeso (29 %) figuran como los factores de riesgo de cáncer menos reconocidos.

Sin embargo, en todos los países, los individuos procedentes de un núcleo familiar con bajos ingresos tienden a reconocer menos factores de riesgo de cáncer que aquellos procedentes de núcleos familiares con ingresos más altos. En todas las áreas, con excepción del consumo de tabaco, esta tendencia también es visible cuando se comparan encuestados que no han finalizado estudios universitarios con encuestados que tienen estudios universitarios.

Practicar la prevención del cáncer

Independientemente del lugar del mundo en que viven las personas, los encuestados con menor nivel educativo e ingresos más bajos muestran una menor conciencia de los principales factores de riesgo asociados al cáncer y parecen tener menos probabilidades de ser proactivos a la hora de adoptar las medidas necesarias para reducir el riesgo de cáncer que aquellos con ingresos más altos y mayor nivel educativo.

Priorizar la concientización para fomentar hábitos que promuevan la salud

Un abrumador 84 % de los individuos encuestados siente que los gobiernos deberían tomar medidas en relación con el cáncer, mientras que casi un tercio de ellos cree sumamente importante que los gobiernos mejoren el accesoa los servicios relacionados con el cáncer; una medida en la que hicieron mucho énfasis las personas encuestadas provenientes de países con ingresos medios-bajos.

S.A.R. la Princesa Dina Mired de Jordania, presidenta de la UICC, afirmó lo siguiente: «Para enfrentarnos a la incidencia del cáncer ahora y en el futuro, los gobiernos y los responsables de la toma de decisiones dentro de la comunidad internacional del cáncer deben unirse para garantizar que todas las personas tengan la oportunidad de asumir el control sobre su riesgo de contraer cáncer sin importar su educación ni su nivel de ingresos».

Para contribuir a una mayor concienciación sobre el cáncer y fomentar hábitos que promuevan la salud y que nadie quede desatendido, la UICC insta a todos los gobiernos a que tomen las siguientes medidas:

  • Dar prioridad a la concienciación sobre el cáncer y su prevención mediante la implantación de políticas de salud progresivas y la educación a fin de fomentar hábitos que promuevan la salud, con especial énfasis en la participación de las poblaciones de menor nivel socioeconómico.
  • Garantizar que se suministra información actualizada al público sobre los riesgos de cáncer y su prevención, y es importante que esta información se presente y se emita de una manera accesible para las personas que procedan de entornos de menor nivel socioeconómico.
  • Implementar políticas para ayudar a reducir el consumo de productos cancerígenos reconocidos (p. ej., tabaco y bebidas y alimentos azucarados) para potenciar la práctica de hábitos que promuevan la salud, particularmente entre los grupos de menor nivel socioeconómico.
  • Invertir proactivamente en la planificación nacional del control del cáncer y la creación de registros basados en la población para garantizar la asignación de recursos más efectiva que beneficie a todos los grupos.
  • Seguir promoviendo la concienciación con cada nueva generación para conseguir que el hecho de disponer de información sobre los riesgos del cáncer y su prevención no se dé por sentado.

Como parte de la campaña «Yo Soy y Voy A» del Día Mundial contra el Cáncer, que insta a las personas a comprometerse —en mayor o menor escala—, la UICC recomienda que todos hagan lo siguiente:

  • Que usen el Día Mundial contra el Cáncer como una oportunidad para mejorar su entendimiento de los factores de riesgo de contraer cáncery compartir su conocimiento con otros.
  • Que asuman un compromiso personal para reducir el riesgo de sufrir cáncer, como dejar de fumar, comer de manera saludable, hacer actividad física regularmente y usar protector solar.
  • Que aprovechen todo aquello que les pueda proporcionar su sistema de salud, incluidas revisiones regulares, pruebas analíticas y vacunas.

Para más información, visite: www.worldcancerday.org

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Fuente: World Cancer Day