Venezuela: la ayuda humanitaria y sus protagonistas

El sábado 23 de febrero pasado fue un día “crucial para la crisis humanitaria en Venezuela”, así lo catalogó el presidente encargado Juan Guaidó, ante la posibilidad de entrada de la ayuda humanitaria al territorio venezolano, a través de los puentes Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander FPS "Tienditas", en simultaneo.

Fito Baptista, docente y defensor de derechos humanos, caminó 25 kilómetros hacia la frontera, para recibir la ayuda humanitaria.

Por Chaimar Mojica
@chainathy
:: Venezuela ::

El día comenzó con la deserción de 3 efectivos militares, quienes rompieron las barreras del paso fronterizo entre San Antonio y Cúcuta, empleando una tanqueta para trasladarse a territorio neogranadino, generándose luego de la aglomeración de voluntarios, encabezados por diputados de la Asamblea Nacional Venezolana, quienes resguardaban los vehículos con insumos en su intento de ingresar los camiones,paralelamente una contienda, con efectivos de seguridad y orden publico venezolano.

Aún y cuando, luego del concierto Venezuela Aid Live, venezolanos decidieron aguardar en territorio colombiano para resguardar los transportes con ayuda humanitaria, al igual que los integrantes de equipos interdisciplinarios que con días de antelación hacían las gestiones para que los respectivos vehículos se movilizaran con éxito al otro lado de las mencionadas estructuras binacionales. El escenario del sábado 23 estuvo caracterizado por el caos y la desesperación de los actores, pues incluso una de las gandólas, fue quemada, mientras algunos de los voluntarios intentaban salvar cajas con alimentos y medicinas.

Pero, la esperanza parece no menguar, al menos en la figura de Juan Guaidó, quien en postura de ser gobierno interino de Venezuela, aseguró, que intentará ingresar nuevamente estas donaciones procedentes de países como: EEUU, Chile, Puerto Rico y Colombia, al país caribeño en los próximos días, así lo informó,Lester Toledo, quien es el Coordinador Internacional de la ayuda humanitaria, quien puntualizó que: “el objetivo es que los venezolanos tengan la certeza de que seguiremos comprometidos a entregar la ayuda, cómo, por dónde, el día, la hora, evidentemente no lo podemos decir, pero estamos trabajando en eso”, enfatizó.

También hay que destacar que con antelación al expectante día 23, fueron dispuestos contenedores e incrementó la presencia militar en el Puente "Tienditas", siendo esta una zona de frontera entre Colombia y Venezuela, vital para el paso de la ayuda humanitaria que esperan con urgencia miles de venezolanos en estado de desnutrición y con necesidad de un tratamiento médico oportuno, ante, en muchos casos patologías crónicas.

Frente al escenario conflictuado, Toledo enfatizó que se requiere protección y mayor apoyo luego de lo ocurrido, refiriéndose así al traslado de la ayuda humanitaria. El Coordinador, asignado por el presidente interino de Venezuela Juan Guaidó, subrayó que: “no se espera la renuncia ante este objetivo que permita ingresar comida y medicina para la atención de miles de venezolanos”. Por ende, trascendió que se abrirán por lo menos 2 centros de acopio, posiblemente en Colombia, y se establecerán alianzas con organizaciones privadas. Asimismo, Toledo resaltó que luego de lo ocurrido el 23 de febrero en la frontera colombo - venezolana, no lo catalogan como una operación fallida, pues enfatiza en que hay mucho que rescatar, con antelación a esa fecha, como por ejemplo: un trabajo multidisciplinario en Cúcuta, la instalación del centro de acopio en la misma ciudad, además de las operaciones para trasladar alimentos y medicinas desde Brasil y Curazao simultáneamente, y la magna recolección de ayuda humanitaria en la ciudad de Miami.

No obstante, pese a que los esfuerzos parecen no cesar, cabe resaltar que la jornada del 23 de febrero concluyó con al menos 2 muertos y más de 300 heridos, según lo publicado por El Nuevo Herald.

Testimonios de algunos de sus protagonistas

Grey Hernández, profesor universitario y dirigente político venezolano, quien aguardó del lado colombiano, contó su experiencia.

“Trabajé logísticamente y fui voluntario en lo que se esperaba fuera la entrada de la ayuda humanitaria a Venezuela. Desde aproximadamente el 13 de febrero, se trabajaba en ello”.

Resaltó que luego de que se indicara que la ayuda humanitaria seria resguardada desde los puentes FPS y SimónBolívar, su equipo se inclinó por la primera opción. “En nuestro equipo, tomamos la decisión de trasladarnos al puente Tienditas - FPS, donde inicialmente había un cordón de efectivas femeninas. Conversamos con ellas, y quisimos hacerles entender sobre la crisis que vive el país, para que así reflexionaran y desertaran del mandato impuesto. Y fueran al territorio colombiano, para salir de las ordenes que están en contra del pueblo venezolano”.

Pero luego, el también voluntario y su equipo se verían envueltos en el caos de una contienda, donde además de resguardar sus vidas e integridad física, decidieron proteger vehículos e insumos. En ese sentido, relató:

  • Luego de pasar el piquete femenino, nos encontramos con perdigones y gases lacrimógenos, mas efectivos masculinos. Con ellos quisimos hacer el mismo trabajo, les dijimos que la decisión que tomaban iba en contra de la vida y de la dignidad humana, pero esto fue imposible.
  • Cuando llegaron los camiones de la ayuda humanitaria, nos reprimieron con perdigones y se generó una situación de dificultad y tensión, pese a que en ningún momento se les lanzó el vehículo. En ese momento hubo heridos y asfixiados, mucho caos, lo cual nos hizo retroceder…es allí cuando llegan efectivos en moto y resultaron muchos heridos de perdigones, generando politraumatismos, golpes a nivel del pecho, personas desfiguradas e incluso una persona perdió un ojo.
  • Nosotros no teníamos protección, sólo nuestras franelas y banderas, pero cuando muchos vieron las acciones, comenzaron a defenderse con lo que tenían a la mano.
  • En un momento decidimos retroceder las gandólas, y es allí cuando observamos que efectivos incendian la segunda gandóla que estábamos retrocediendo, cuyo contenido en su totalidad era de medicamentos.
  • Posteriormente se comenzó a incendiar una tercera gandóla. Algunos voluntarios hicimos lo posible, en medio de lo que permitían las llamas, por rescatar la preciada ayuda.
  • Esta situación de dificultad y tensión se prolongó hasta la noche, cuando la gente, inclusive los heridos y afectados continuaban trabajando de manera espontánea con el objetivo de lograr el paso de la ayuda, por lo tanto no había ningún tipo de protección.

“Esperamos que la comunidad internacional, siga dando cobertura, cobertura que agradecemos, esta historia aún no termina, seguimos organizándonos desde nuestros municipios y estados para que esta ayuda llegue…los aportes de países de la nación siguen creciendo”, culminó.

Del lado venezolano

Fito Baptista, docente y defensor de derechos humanos, narró:

  • La experiencia del 23 de febrero fue muy dura, debimos sortear muchos obstáculos desde Rubio (Táchira) para llegar a la frontera, ante lo que esperábamos fuera la entrada de la ayuda humanitaria.
  • Funcionarios nos hicieron bajar de los buses y nos cerraron el paso. Ibamos más de 300 personas entre jóvenes, ancianos, mujeres…con un sólo objetivo, hacer ingreso de la ayuda humanitaria.
  • Nos reprimieron en varias ocasiones, con perdigones, golpes y gases lacrimógenos, pero no nos rendimos en la tarea. Hablamos con los funcionarios y les dijimos que la crisis era para todos, y la medicina podía ser para algún familiar de ellos.
  • Los funcionarios nos dejaron pasar, pero a kilómetro y medio había otro piquete de efectivos… nosotros resaltábamos que en la Constitución hay libre tránsito y derecho a la protesta, pero ellos tenían como propósito que la gente no se reuniera.
  • Cuando pensábamos que lo habíamos logrado, comenzaron a lanzar gas lacrimógeno, resultaron también varios heridos.
  • Los heridos fueron trasladados a centros de salud. Nos acompañaban enfermeras que siempre estuvieron atentas.
  • Caminamos más de 25 km para llegar a la frontera. Fuimos intimidados, hasta que tuvimos que regresar…

“Esperamos que todo esto no siga sucediendo en el país y no se atente más contra el pueblo”, finalizó.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram