Red Laboral de Periodistas, una megaredacción virtual y colaborativa

Convencidas de que las soluciones no iban a venir del "afuera" y entendiendo la realidad del nuevo paradigma laboral, cinco periodistas decidieron pasar a la acción y crearon una comunidad que ya cuenta con 10.000 seguidores del sector de la comunicación.


Cristina Mahne y Marysol Antón, presentando el caso RLDP durante la 1er. Jornada de Periodismo Móvil (RCM - USAL)

Un año atrás, el periodismo y las profesiones vinculadas al mundo de la comunicación ya atravesaban una crisis que, lejos de ser local, no respeta fronteras ni continentes. En este contexto, mientras las redacciones se reducen y las nuevas herramientas de datos se multiplican, muchos profesionales de los medios carecían de un sostén entre colegas. Buscando dar respuesta a esas inquietudes nació la Red Laboral de Periodistas, una comunidad cerrada, con base en la plataforma de Facebook, que tiene su acción dividida en tres ejes: unificar en un solo lugar las búsquedas laborales disponibles, promover y organizar capacitaciones gratuitas y compartir ideas inspiradoras para que otros puedan generar proyectos de autogestión.

Co-creada y coordinada por Cristina Mahne, Alejandra Mourin, Paola Florio, Carla Monteverde y Marysol Antón, la Red se transformó en una gran redacción en la que los integrantes comparten, además de ofertas de trabajo, contactos, consultas (desde temas tributarios hasta tarifarios actualizados) y herramientas para mejorar la performance en el oficio o para ser más visible en las búsquedas.

Marysol Antón, Alejandra Mourin, Carla Monteverde y Paola Florio

“Fue clave la sensibilidad de ver durante los últimos años a tantos colegas buscando empleo, o cómo sumar ingresos, y el saber que los cambios tecnológicos hacen que se modifiquen fuertemente el esquema laboral y los paradigmas de la industria. Las redacciones son cada vez más chicas, se terceriza mucho trabajo, cierran medios. Entonces pensé que si gestaba una Red iba a lograr beneficios masivos. Por otra parte, el trabajar hoy no es garantía de seguir teniendo empleo porque, en muchos casos, la continuidad laboral no depende de los talentos personales sino de circunstancias que exceden nuestro control (situación de la industria, realidad económica del país, etcétera), con lo cual me pareció que teniendo hoy la seguridad de un sueldo podía darme el gusto de dedicar unas horas diarias a armar esta comunidad y hacer que la rueda virtuosa empiece a girar”, afirma Cristina Mahne, creadora de esta red que ya cuenta con más de 10.000 integrantes, al describir qué la motivó a generar este colectivo virtual.

Lo cierto es que esta megaredacción, que posee miembros de otros países, es un espacio invalorable para toda una generación que nunca trabajó en un medio del modo tradicional y también para muchos periodistas y demás profesionales vinculados con la comunicación que tienen décadas de trayectoria. “Hay centenares de miembros que nunca fueron contratados en ninguna redacción y mucho menos tomados en relación de dependencia. Y, por otra parte, hay otra generación que fue desplazada por retiros voluntarios o despidos y está también muy golpeada. En todos había desánimo, aislamiento y desmotivación. Conseguimos pequeños logros que nos impulsan a ir por más: muchos compartieron que volvieron a buscar trabajo en sus oficios gracias a ver las ideas de sus colegas, otros consiguieron trabajo y algunos contaron sus proyectos. Además, quienes dan cursos ofrecen descuentos y becas para sus compañeros de la Red porque lo pusimos como condición colaborativa para que haya un ida y vuelta. Cada una de estas historias nos sigue conmoviendo, porque esto va más allá de nosotras, más allá de lo que se pudiera lograr. Fue puro hacer”, cuenta esta emprendedora social.

Las administradoras Carla Monteverde, Alejandra Mourin y Cristina Mahne, en un curso de capacitación.

Con una mirada abarcadora, la Red tiene la particularidad de haber sido puesta en marcha por cinco mujeres que supieron aunar sus visiones y darle una clara impronta de liderazgo femenino, en la que el equipo es el todo por el que se trabaja. Además, estas periodistas y relacionistas públicas comprendieron los códigos de la economía colaborativa, la que, según los expertos, será la dominante en los próximos siglos.

Autogestión: ser ejemplo

Como en cada actividad que encara, este quinteto femenino no se regocija en las meras palabras, sino que prefiere pasar a la acción. Por eso, siendo un gran impulsor de la autogestión es que se animó a ir por más y este mes comenzará a brindar su Curso Online de Comunicación para Emprendedores, que puede tomarse a través de la página Periodismo.net.

Serán 12 clases teórico/prácticas pensadas para pequeños y medianos empresarios e innovadores de todos los rubros (no se requiere ninguna experiencia en el tema prensa), y también para periodistas y comunicadores interesados en capacitarse en el segmento entrepreneur. Cada alumno podrá tomar la clase en el día y el horario en que más le convenga, y desde cualquier destino. Como valor agregado, bajo la modalidad de un taller, la iniciativa incluye un ejercicio que culmina con el armado de una propuesta de difusión a medida de cada emprendimiento.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

RLDP