Los proyectos que más gustan a los ciudadanos para reconstruir Notre Dame después del incendio

Un año después de que el fuego arrasara el tejado de la catedral parisina y la aguja de Viollet-le-Duc, sigue sin estar claro el proyecto para rehabilitar el templo. Entretanto, no dejan de aparecer ideas. Estas son las más votadas por un jurado popular.

'Flowing Fish', un proyecto del vietnamita Huynh Thanh Nha, que plantea un puente acuático que cruza por encima de la catedral y une el Sena en sus dos costados y que, según la estación del año, puede convertirse en una parasela con distintas actividades para visitar el templo desde arriba.

Un año después del incendio en Notre Dame, que destruyó la cubierta del siglo XIX realizada por Viollet-le-Duc, el proyecto de reconstrucción de la catedral parisina sigue siendo incierto. A finales del año pasado, según contaba en The Art Newspaper Francesco Bandarin, arquitecto y exalto funcionario de la Unesco, director de su Centro del Patrimonio Mundial (2000-2010) y subdirector general de cultura (2010-18), el templo había entrado en una fase delicada: la retirada de los andamios que se habían levantado en los trabajos de reforma de la cubierta del edificio previos al accidente, que, debido al intenso calor, terminó fundiéndose, quedando unido a la estructura.

"La extracción del andamio requiere que se coloquen tres niveles de vigas de acero alrededor de su exterior para formar una "correa estabilizadora", escribía a finales de diciembre el experto, actualmente asesor del Centro Internacional para el Estudio de la Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural (ICCROM) y del Aga Khan Trust for Culture. "Una vez que se complete esta operación, la misma empresa que construyó el andamio (Europe Echafaudage) comenzará a desmantelarlo, utilizando grúas de oruga telescópicas que permitirán a los técnicos con cuerda descender al bosque de tuberías y cortarlas gradualmente después de haberlas recubierto con una capa protectora para evitar la propagación de la contaminación causada por la fusión del techo de plomo. Se espera que el trabajo se complete el próximo abril".

La crisis global del coronavirus ha frustrado los plazos, ya de por sí dilatados. "Notre Dame es una dama de 850 años", ha dicho a la BBC el rector de la catedral, Patrick Chauvet. "Es una señora mayor y herida. Y para las personas mayores, los enfermos, los que estamos en cuarentena, los aislados en residencias, creo que es un símbolo de unión. No hay nadie en torno a Notre Dame; la hemos dejado sola, pero no abandonada".

Con todo, a pesar de las primeras e ingeniosas propuestas para la reconstrucción de la catedral de manera espontánea comenzaron a lanzar arquitectos y diseñadores pocos días después de la tragedia (que recogimos en esta galería), y de las muchas que les han seguido, auspiciadas también por un concurso internacional de ideas, Notre Dame sigue sin tener un proyecto de reconstrucción.

Recogemos con motivo del aniversario del devastador incendio, ocho proyectos de todo el mundo que participaron en The People's Notre-Dame Design Competition (el concurso popular de diseño para Notre Dame), que lanzó Design Class, la comunidad de diseñadores creada por Go Architect, en el que votaron más de 30.000 personas, y que ganaron los chinos Zeyu Cai y Sibei Li. Estos son algunos de los que más gustaron a los ciudadanos, ordenados de menos a más votado.

8. Una aguja democrática y no símbolo de poder

El arquitecto chino Yung Sai Chun recibió una mención especial del jurado popular que votó en el concurso gracias a su proyecto de una cubierta de niebla que represente la aspiración colectiva. "El techo está hecho de tres componentes: un sistema de boquillas de alta presión, una serie de marcos triangulares de madera quemada y un puente colgante de acero sobre un piso de vidrio", explica el arquitecto fundador de Studio of SAI. Las boquillas tienen una doble función: por un lado con un sistema de extinción de incendios y, por otro, se conectan con la ciudadanía que puede votas a través de una app cuánta niebla debe tener el tejado en cada momento.

7. Una central eléctrica como símbolo de la renovación de la energía

El arquitecto chileno Cristián Patricio León Moreno propuso transformar la cubierta de Notre Dame en una planta de energía eléctrica "basada en dos cilindros de cobre, elevadores de agua y ocho turbinas Francis que reciben el flujo que viene de la parte superior"; todo impulsado a su vez por una turbina de vórtice situada en el Sena. La energía se renueva de forma continua y renovable y refleja el triunfo de la luz sobre la oscuridad. El proyecto de este arquitecto, creador de la criptomoneda Dado, mereció una mención especial.

6. Agua y luz contra el fuego y la destrucción

Desde Reino Unido, los arquitectos Cuong Phu Nguyen y Nga Thi Hang Nguyen, propusieron La cascada de luz, un juego de fuentes, cascadas y luces de color que quedó finalista en el concurso. "La cascada que cae del cielo simboliza la vida y la curación", explican los autores, que quisieron crear una combinación armoniosa entre lo viejo y lo nuevo, conservando la escala y proporciones del techo y agujas anteriores, pero haciéndolo transitable para el público. "Harían falta 1.300 grandes robles para restaurar el techo y la aguja originales", algo que, alegan, va en contra de la sostenibilidad.

5. El vacío y la naturaleza

Los japoneses Kotaro Horiuchi, Kumiko Yamamoto, Clarissa Maharani Hartanto, Itoko Yamazaki, Supreetha Sudheer, Maho Nagasak, Yuki Kanazawa y Atsuko Watanabe presentaron conjuntamente uno de los proyectos más minimalistas que se han propuesto para la catedral parisina. Partiendo del concepto japonés mujo, que consiste en aceptar que las cosas no son eternas, proponen conservar el vacío que dejó el incendio, como recuerdo del pasado, del presente y para el futuro.

De modo que ellos abogan por reconstruir las partes básicas, reporner el marco estructural (solo que en metal, que es más resistente al fuego que la madera) y, a partir de ahí, que la naturaleza haga el resto. Que conquiste el espacio y convierta la terraza –de acceso al público– en un bosque flotante.

4. Un Arca de Noé para caminar sobre las aguas

Los estadounidenses Jimmy Li y Susan Lin, resultaron también finalistas en el concurso internacional votado por los ciudadanos con este tejado-piscina en forma de Arca de Noé, atravesada por una pasarela accesible desde todos los campanarios y rematada con un altar de mármol. Con este diseño, quieren reflejar el milagro –de que Notre Dame no ardiera entera y, parafraseando las escrituras, el de caminar sobre el agua– y la salvación, representada por el Arca de Noé que, según la Biblia, rescató a una pareja de cada especie para garantizar el futuro. A su vez, desde la calle, la proa del arca parecerá surcar el Sena.

3. Gótico contemporáneo

El estudio canadiense NAK Design Strategies, dirigido por el arquitecto Ron Barid, propone una reconstrucción fiel de la cubierta. En cuanto a la aguja, asegura que "la comunidad internacional ha aceptado que el diseño de Viollet-le-Duc del siglo XIX será reemplazado", de modo que formula una nueva que respete la arquitectura gótica del templo, que "cuenta con características estructurales innovadoras que datan del siglo XII". Por tanto, "la intención es crear un edificio magnífico e intemporal, no fechado por las tendencias actuales en arquitectura y diseño".

La aguja de este arquitecto es de acero pulido, se eleva "brillante, reverencial y elegante contra el cielo parisino, y contiene un secreto, un gran misterio: luces brillantes, coloridas y programables, que pueden bailar, y otras con un efecto estroboscópico que se puede activar por la noche en ocasiones especiales".

2. ¿Y entretanto? Un holograma

El estadounidense Rogerio Carvalheiro propone una solución para la catedral mientras se desarrolla el proyecto que finalmente se elija. "Comprendiendo que la planificación y reconstrucción de Notre Dame llevará más de 5 años, mi propuesta de techo inflado de fibra de vidrio proporciona una solución temporal que protege el edificio mientras se toman las decisiones finales del proyecto", expone el arquitecto.

Pero su propuesta también incorpora un diseño innovador: "La controvertida aguja de Viollet-le-Duc, agregada durante la restauración de los edificios a mediados de 1800, será visible solo durante la noche a través de una proyección holográfica que proporcionará una resolución de 'compromiso' para aquellos a ambos lados de la discusión", resuelve.

Por último, no se olvida de uno de los milagros del incendio: la supervivencia de las colonias de abejas melíferas, que propone "incorporar a la base del techo inflado", de manera que este se convierta para ellas en un refugio seguro. Por supuesto, Carvalheiro no descarta que su proyeto, finalista en el concurso, se pueda convertir de hecho en una solución permanente, "dado que existen ejemplos de este tipo de estructuras que se han construido y mantenido con éxito en todo el mundo durante varias décadas".

1. El ganador: una cápsula del tiempo para París

El dúo formado por Zeyu Cai y Sibei Li resultó ganador del concurso con una propuesta conceptual que no prescinde del espectáculo. Una cubierta de espejo se remata con una aguja de espejos de polietileno que, vista desde dentro, funciona de caleidoscopio de la ciudad, que se verá reflejada en el interior junto con los propios visitantes. Sobre ella, flota, mediante un sistema de levitación magnética, una cápsula del tiempo diseñada para abrirse cada medio siglo, y que se mueve rítmicamente hacia arriba y hacia abajo, respirando y latiendo con la ciudad. De ahí el nombre del proyecto, Latidos de París.

Fuente: Arquitectura y Empresa

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram