Lime lanza servicio de monopatines en Buenos Aires

La empresa de movilidad inteligente de origen californiano, desembarca en CABA con sus monopatines eléctricos en los barrios de Palermo, Recoleta, Retiro y Villa Crespo.

Lime, la compañía líder de soluciones de micromovilidad, lanzó hoy su servicio de monopatines eléctricos en la Ciudad de Buenos Aires. En una primera etapa el servicio abarcará los barrios de Palermo, Recoleta, Retiro y Villa Crespo, aunque la empresa espera ampliar la operación a más zonas de la ciudad en el corto plazo. De esta forma Buenos Aires se suma a la red de monopatines ya funcionando en otras ciudades de la región como Santiago de Chile, Cali, Bogotá, Lima, Montevideo, Rio de Janeiro y San Pablo.

Lime es una empresa líder de transporte de libre acceso y hoy dispone de la flota más grande de monopatines eléctricos del mundo, en una red en crecimiento de más de 120 ciudades alrededor de Estados Unidos, Europa, Asia Pacifico y Latinoamérica con más de 100 millones de viajes ya realizados. Al desplegar sistemáticamente miles de vehículos inteligentes, habilitados con GPS, tecnología inalámbrica 3G y dockfree, Lime mejorará dramáticamente la movilidad urbana al hacer que la primera y la última milla sea más rápida y más sustentable.

“Creemos que Buenos Aires ha tenido una fuerte transformación durante los últimos años en cuanto a la disponibilidad de ciclovías y es una ciudad que está altamente preparada para este tipo de dispositivos de micromovilidad” explicó Gonzalo Prieto, Gerente de Operaciones de Lime Argentina. Y agregó: "En Lime estamos muy entusiasmados de llegar a Buenos Aires y creemos que los monopatines eléctricos, son una solución que complementa la oferta de transporte público de la ciudad para la primera y la última milla, y confiamos que serán rápidamente adoptados por los vecinos porteños".

En esta primer etapa, Lime desplegará el servicio en las zonas de Palermo, Recoleta, Retiro y Villa Crespo y el sistema estará operativo todos los días entre las 7:30 am y las 9 pm.

En cuanto al equipamiento, Lime llega a Buenos Aires con el modelo Lime-S, un monopatín ágil, seguro, y duradero con una estructura sólida de aleación de magnesio, ruedas de goma de 20,3 cm de diámetro, una altura de 1310 mm, y un potente motor de 300 w, que alcanza una velocidad máxima de 20 km/h con una autonomía de 23 kms.

La flota de monopatines eléctricos Lime posee GPS y 3G, lo que simplifica la búsqueda, el desbloqueo y uso de un monopatín cercano con un teléfono inteligente. Los usuarios deben bajar la app Lime: súbete al cambio en sus teléfonos o dispositivos móviles, disponible para dispositivos iOS y Android, y ya podrán empezar a utilizar el servicio que debitará de una tarjeta de crédito asociada, el costo según el tiempo de empleo del monopatín a razón de $ 15 pesos el desbloqueo y $ 8 pesos el minuto de uso.

Lime exige ciertas condiciones a la hora de usar sus vehículos eléctricos, tales como que el usuario sea mayor de 18 años, que circule una sola persona en cada monopatín, que se transite únicamente por ciclovia o bicisenda o en ausencia de éstas, por la calle del lado derecho. Por otra parte, no se puede transitar por las veredas ni avenidas ni usar auriculares mientras se está en movimiento. En cuanto al estacionamiento del monopatín se debe estacionar correctamente en la vereda del lado más cercano a la calle sin obstruir rampas ni accesos.

En torno a los temas de seguridad, Lime prevé llevar a cabo el programa First Ride Academy, una iniciativa gratuita para educar y concientizar a la comunidad en el uso responsable del monopatín. “Queremos generar en nuestros usuarios el hábito del uso priorizando el cuidado y la seguridad”, comentó Felipe Daud, Director de Relaciones Gubernamentales para Sudamérica de Lime.

La compañía indicó que la flota de monopatines eléctricos ira aumentando de manera escalonada en distintos barrios de la ciudad. En este sentido Lime ha venido trabajando con las autoridades de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires para contar con una normativa general y unificar criterios de circulación y seguridad para los conductores de este tipo de vehículos eléctricos antes de desplegar su flota de monopatines en el espacio público. “Consideramos de suma importancia consensuar criterios y avanzar con los gobiernos locales en la implementación de normas para el uso del espacio público por parte de los usuarios de nuestros vehículos, antes del despliegue del servicio en una ciudad”, agregó Daud.

El objetivo final de Lime es mejorar el futuro del transporte urbano para dar paso a un planeta más limpio y saludable para las generaciones futuras. Asimismo Lime busca ser un socio de la comunidad en la que opera y llevar la última tecnología a la infraestructura de la ciudad y la planificación del transporte.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción