La vitamina C en el cuidado de la piel

Beneficios de la vitamina C tópica, formas y tipos de uso.

En la búsqueda de una piel sana y para lograr un cutis más suave y radiante, un potente ingrediente, respaldado por la ciencia y seguro para todo tipo de piel, es la vitamina C.

Beneficios de la vitamina C tópica

La vitamina C estimula la síntesis de colágeno y proporciona protección antioxidante contra factores estresantes como el daño de los rayos UV y la contaminación. También reduce la pérdida de agua transepidérmica, lo que ayuda a la piel a retener mejor la humedad. La piel contiene naturalmente altas concentraciones de vitamina, pero a medida que envejecemos, los niveles de vitamina C en nuestra piel disminuyen, lo que puede conducir a la pérdida de firmeza, tez opaca y tono de piel desigual.

Aplicada tópicamente, la vitamina C ayuda a aclarar la piel, suavizar las líneas finas y arrugas, desvanecer las manchas solares y combatir los efectos del envejecimiento de los radicales libres, la radiación UV y la contaminación. Además tiene actividad antiinflamatoria y puede usarse en condiciones como el acné y la rosácea. También es compatible con la función de barrera de la piel, tiene propiedades de cicatrización de heridas y reduce el riesgo de cicatrices e infecciones.

Formas de vitamina C

La vitamina C en el cuidado de la piel tiene muchas formas, la más popular es el ácido ascórbico. Está bien estudiado y se ha demostrado que es la forma más pura, estable y efectiva de vitamina C en el cuidado de la piel. También hay derivados de la vitamina C que han demostrado su eficacia, como el ascorbil fosfato de magnesio, ascorbil tetraisopalmitato, ascorbil fosfato de sodio y glucósido de ascorbilo.

  • Ácido ascórbico: una forma pura de vitamina C y la más efectiva. Puede causar irritación leve en personas con piel sensible, por lo que se recomienda realizar una prueba de parche de antemano.
  • Ácido ascórbico etilado: una forma etilada de vitamina C que actúa directamente como vitamina C pura para obtener resultados visibles. Está menos investigado pero muestra evidencia de ser aún más estable que el ácido ascórbico.
  • Ascorbil fosfato de magnesio (MAP): menos potente que el ácido ascórbico, aunque se sabe que ayuda a reducir la aparición de manchas solares, manchas de la edad e hiperpigmentación.
  • Tetraisopalmitato de ascorbilo: derivado de la vitamina C soluble en aceite que reduce la inflamación y protege contra el daño de las células del ADN inducido por la exposición a los rayos UV. Está comprobado que penetra en la piel más rápido que otras formas de vitamina C.
  • Ascorbil fosfato de sodio (SAP): forma de vitamina C soluble en agua, carece de datos detallados, sin embargo, es eficaz para iluminar el tono desigual de la piel.
  • Ascorbato de tetrahexildecilo: derivado estable soluble en aceite. Su componente de ácido graso lo ayuda a penetrar la piel mejor y más rápido.
  • Ascorbil glucósido: un derivado suave que se convierte en ácido ascórbico cuando se aplica a la piel y una buena opción para pieles sensibles.

Cómo encontrar el producto correcto

Además de encontrar la forma correcta de vitamina C, es esencial determinar también el mejor vehículo y concentración, dependiendo de las preocupaciones específicas. La concentración de 10% - 15% de vitamina C proporciona una mejor absorción si su piel puede tolerarlo. Si tiene una piel muy sensible, una concentración más baja podría ser más beneficiosa.

Una concentración más baja de vitamina C no significa que no sea efectiva. Los productos con un porcentaje más alto ofrecen resultados específicos mientras que una concentración más baja ayuda al efecto acumulativo de todos los ingredientes en un determinado producto. Los estudios demuestran que concentraciones de vitamina C tan bajas como 0.6% tienen beneficios antioxidantes y antienvejecimiento y ayudan a mejorar el efecto de otros ingredientes importantes como el retinol, por ejemplo.

El ácido ascórbico se oxida fácilmente al entrar en contacto con el agua. Se mantiene más estable en productos donde el agua no es el ingrediente principal. Alternativamente, busque productos con fórmulas sin agua.

La vitamina C es extremadamente sensible al aire y la luz y se descompone con el tiempo si se expone regularmente a ellos. Para obtener los mejores resultados posibles de este potente antioxidante, asegúrese de que el producto de vitamina C que esté usando esté en un recipiente opaco y hermético para ayudar a que la formulación permanezca estable.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Fuente: The Clean Beauty