Halloween: Más que espantos y calabazas

Cómo llevar Halloween a casa

Festejar Halloween, se ha convertido en una de las tradiciones más populares y promovidas en la actualidad. Sin embargo, la versión que todos conocemos, la de los disfraces, proviene de los Estados Unidos y ha alcanzado los diversos rincones del mundo a lo largo de los años.

El origen de esta fiesta realmente es europeo y muy antiguo, lo que hoy conocemos como Halloween es el resultado de una Fiesta pagana de Samhain, en conjunto con la fiesta religiosa de “Todos los Santos”. Precisamente los pueblos Celtas de Irlanda, desarrollaban durante la noche del 31 de octubre, una celebración de nombre Samhain, cuyo significado es “verano”; encargada de festejar el solsticio de otoño. Desde el punto de vista de la religión druida, y tal como ocurría en otras religiones del mundo antiguo, ésta y otras fiestas representaban a la muerte y al renacimiento de su dios; tal como lo hacían los campos y la naturaleza. A lo largo de esa noche, se creía que la puerta que separaba al mundo de los espíritus del de los vivos quedaba abierta, razón por la cual los fantasmas y los muertos viajaban libremente con poder mágico, producto de una conexión astral.

En esas celebraciones, era común la utilización de nabos rellenos de carbón ardiendo, a modo de faroles para guiar a las personas fallecidas, y de esta manera asustar a los espíritus macabros. Asimismo, los niños recogían presentes en todos los hogares y se los ofrecían a los dioses, para entregarlos a los Druidas, y así estos realizaran un ritual sagrado, en el que trascendió que los sacrificios humanos y animales eran un elemento central.

En cuanto a la romanización de las tribus Celtas, ésta contribuyó a la desaparición de la religión de los Druidas, y las fiestas paganas como en el caso de Samhain, fueron perdiendo relevancia, pero no llegaron a desaparecer del todo.

El papa Gregorio IV, del año 827 al 844, tal como hacían los cristianos para facilitar la conversión de otros pueblos, aprovechó la celebración de la fiesta Samhain, para convertirla en “El Día de los Santos”, honrando y respetando la importancia de los seres fallecidos. Por tanto, la versión cristiana de esta celebración, es bastante promovida en países europeos como en el caso de España, o en latinoamericanos como en el caso de México, donde se adaptaron éstas a las costumbres Mayas, dando como resultante el tradicional “Día de Muertos”. En cuanto al resurgir de Samhain, esto se produjo en el siglo XVIII, en el momento en que los inmigrantes irlandeses la trasladaron a Estados Unidos y la hicieron popular a partir de las leyendas, como la de Jack Lantern, quien se conoció fue un pendenciero de carácter astuto y ruin, quien tuvo la oportunidad de engañar al demonio para que éste no pudiera quedarse con su alma. Pero cuando Jack murió, fue rechazado en el cielo debido a sus pecados. El diablo lo expulsó del infierno y debido a ello vaga por la tierra, alumbrando su camino con un nabo lleno de carbón, tal como lo hacía en la tradición Celta. Pero en el siglo XIX, la nueva manera de celebrar Halloween cobraba impulso, y en ese momento se decidió cambiar a los nabos por calabazas, ya que eran más sencillas de tallar y habían excelentes calabazas en el país.

Cómo llevar Halloween a casa

La noche de los muertos es un motivo para celebrar con tus amigos, quienes desde luego pueden venir a casa para festejar Halloween. Toma en cuenta por supuesto, diferentes aspectos para tener una experiencia terrorífica, pero al mismo tiempo divertidas. A continuación, te enseñamos cómo organizar una fiesta de Halloween para adultos paso a paso:

Decoración

La decoración del espacio es fundamental, existen diferentes ideas que podrán convertir tu casa en un sitio referencia del terror y del misterio. Cómo llevar Halloween a casa:

  • Coloca un mantel con dibujos de arañas.
  • Elige platos donde aparezcan telas de araña en sus bordes.
  • En la mesa también puedes colocar calabazas dándole un toque clásico a la celebración.
  • La versatilidad en los porta velas: para llevar a tu casa una iluminación misteriosa y polivalente, los porta velas de Halloween pueden ser creados con botellas de plástico de un litro y medio, se cortan a la mitad y se cortan al mismo tiempo orificios para dar forma de ojo y boca, en el interior de la botella se coloca una vela, dándole a la ambientación el toque perfecto y siniestro de Halloween.
  • Llenar la casa de caras terroríficas que puedes dibujar o imprimir en globos.
  • Los globos deben ser fluorescentes.

Maquillaje

Como anfitrión maquíllate manera terrorífica para una fiesta de Halloween para adultos. Es importante el maquillaje, pues no es lo mismo a recibir a los invitados con la cara lavada a hacerlo con una apariencia terrorífica. Algunas ideas son, por ejemplo: una herida cosida en la cara, o un clavo o bala también en tu rostro, así de simple crearás impacto.

Disfraz

También es imprescindible la escogencia de un buen disfraz. Existen diferentes posibilidades, por ejemplo:

  • Disfrazarse de mujer embarazada simulando las extremidades del bebé que salen de su barriga.
  • Si estás de acuerdo con tu pareja pueden hacer dúos terroríficos como el de Morticia y Homero.
  • Las mujeres pueden elegir caricaturas terroríficas como, por ejemplo: bruja o novia cadáver.
  • Los hombres pueden elegir un disfraz de demonio o uno de Freddy Krueger.

Menú de miedo

  • Los dedos ensangrentados se realizan a base de Frankfurt, Kétchup y almendras, se fríen los primeros cortándoles la parte de abajo, y luego se cortan las esquinas, incorporando un poco de Kétchup para simular sangre.
  • El sándwich funerario, resulta ser una receta divertida, sólo hay que cortar el pan en forma de ataúd, y con salsa dibujarles un crucifijo, luego puedes rellenar el sándwich con lo que más te agrade, de como, por ejemplo: queso, mayonesa o huevo.
  • Otro postre delicioso y al mismo tiempo tenebroso, es el de huesos de merengue, a base de merengue, dispuesto sobre una bandeja para horno, y cortado en forma de huesos.

Y tú, ¿estás preparado para festejar Halloween?

México: Más allá de Halloween

En el caso de México “no todo es Halloween, sino que se pasa a la tradición del “Día de Muertos”, en el país Azteca, debido a la influencia norteamericana, se celebra Halloween el día 31 de octubre. Sin embargo, los siguientes 2 días, los mexicanos celebran el día de muertos. La vinculación de estas celebraciones se debe a su similitud y cercanía en cuanto a las fechas. Pero cuando hablamos del “Día de Muertos”, nos referimos a una festividad que tiene sus orígenes en la América prehispánica. El 31 de octubre, al igual que en otros países del mundo, en México se hacen múltiples celebraciones con motivo de Halloween. Durante las fechas cercanas a ésta, algunas casas y también negocios, suelen ser decorados con calabazas, calaveras, brujitas, arañas, duendes y flores; mientras que entre niños y jóvenes, la costumbre es disfrazarse. Y algunos de ellos salen a las calles, para ir de casa en casa, pidiendo dulces bajo la expresión: “queremos Halloween”.

Si bien la celebración del Halloween es de origen Celta, está muy presente en la cultura norteamericana, y esto permite la influencia para que se celebre en países como México. No obstante, durante los dos días siguientes a éste, se celebra el “Día de Muertos”, lo cual se lleva a diferentes países de Latinoamérica, teniendo su origen antes de la llegada de los españoles. Y cabe destacar que, para algunas culturas prehispánicas, la muerte no tenía las connotaciones que hoy por hoy tiene. Por tanto, existían diversas fechas para celebrar y honrar a los fallecidos, pero cuando los españoles llegan a México, se dio un sincretismo y de esta manera, tanto el 1 como el 2 de noviembre, fueron las fechas que quedaron establecidas para honrar a los muertos, las cuales coinciden con las celebraciones católicas del “Día de Los Fieles Difuntos”, y el “Día de todos Los Santos”, y desde este momento, tanto las tradiciones prehispánicas como las europeas, adoptan varios elementos característicos para celebrar el Día de Muertos. Por ejemplo: se colocan ofrendas para los fallecidos, y se decora el altar con flores de Cempasúchil, así como calaveras,alebrijes, comidas que se vayan a compartir en esa noche o que caracterizaran el plato favorito del difunto, así como bebidas y figuras religiosas.

Indistintamente de la creencia de cada ser humano, el “Día de Muertos” es una fecha y celebración interesante, debido a todo lo que encierra en cuanto a historia, religión, sociedad y cultura de Latinoamérica. En consecuencia, es válido apreciarla y sobre todo disfrutarla.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción