Recomiendan comenzar las clases a las 11 de la mañana

Lo asegura un estudio que realizó un análisis entre mas de 200 estudiantes. Se plantean debates entre las personas que están a favor y en contra de este cambio.




Por Matías Russo
@matiasfederusso

:: Argentina ::

Suena la alarma y el reloj marca las 6.30 de la mañana. Nos cuesta mucho levantarnos y muchas veces posponemos el despertador 10 minutos más; capaz 15, e incluso 20 si es que tuvimos una muy mala noche. Una vez levantados, nos preparamos para ir al colegio y los bostezos comienzan a aparecer en reiteradas ocasiones perdurando también, en las primeras horas de clase. Esta es la situación por la que pasan muchos chicos en plena etapa escolar. ¿Los resultados? negativos: la falta de atención es inminente y muchos se quedan dormidos. Y aquí es cuando se hace hincapié en uno de los principales errores de la educación. No se trata del temario, sino del horario.

Según un estudio de la Universidad de Nevada, Estados Unidos, en el que se analizó el rendimiento de mas 200 estudiantes, las clases no deberían empezar antes de las 11 de la mañana. Esta hipótesis revela que, antes de esa hora, los alumnos no entran en la franja ideal para rendir lo suficiente, ya que dicha franja se considera desde las 11 de la mañana hasta las 9 de la noche. Por lo tanto, lo mas recomendable sería que las clases comiencen mas tarde, debido a que si dan inicio a la mañana temprano puede inferir en el reloj biológico de los estudiantes.

“Este estudio muestra que las clases que empiezan más tarde son mejores para la salud del graduado”, asegura el doctor Paul Kelley, de la Open University, refiriéndose al mejor rendimiento que obtienen los estudiantes si su tiempo de estudio se adapta a su tiempo personal. Como justificación de lo mencionado, Kelley también destaca que esta pérdida de sueño aumenta el riesgo de padecer obesidad, depresión o incluso el abuso de drogas.

Por otro lado, el doctor se plantea otro cuestionamiento: ¿A todos nos viene bien levantarnos, estudiar o trabajar a la misma hora?. En 2013, un grupo de jóvenes activistas e investigadores analizaron los ciclos del sueño y desencadenaron un debate sobre las horas de inicio para los estudiantes de secundaria. En última instancia, como parte de un cambio en todo el distrito, la hora de inicio principal de las cuatro escuelas secundarias públicas se trasladó de 7:30 a.m. a 8:55 a.m. Sin embargo, no todo el mundo estaba feliz con un horario general más tarde en la universidad.

Mark Smith, profesor de historia de la Universidad de California, tiene miedo de que los estudiantes consideren estudiar durante la noche y temprano en la mañana, si sus clases duran hasta la noche. Él no es un partidario de comenzar las clases más tarde. Llamándose a sí mismo un madrugador, Smith dijo que no le importaría enseñar a las 7 de la mañana, que es cuando mas despierto se siente.

Aquí habría que contemplar a aquellas personas que tienen un ritmo de vida diferente. Esto genera que la solución no sea la misma para todos. Lo ideal sería permitir a los estudiantes escoger el momento del día para dar sus clases, turno tarde o de mañana. Por ende, Kelley concluye que no hay una solución que se adapte a todos.