Gerardo González, profesional de Kick Boxing: “Todo esfuerzo y sacrificio tiene sus grandes resultados”

Esta es la historia de Gerardo González, un verdadero luchador de la vida que asegura que "rendirse no es una opción".




Por Carolina Bagnati
:: Argentina ::

Gerardo González comenzó a practicar Kick Boxing de grande, para lograr una mayor preparación física en el deporte que amaba: el fútbol. Encontró en el Kick Boxing una pasión que lo llevó a entrenar con constancia y a estudiar para crecer en la disciplina. Llegó a ganar El Título K1 Versión WFK en España. Perdió todo y decidió levantarse, comenzar de nuevo y crear su propia escuela: “Huérfanos Fight Team”. Asegura que los sueños hay que perseguirlos y que pueden hacerse realidad. En septiembre va en busca de un nuevo título.

¿Cómo nació tu pasión por el Kick Boxing y hace cuanto tiempo lo practicas?

Mi pasión por el kick boxing nació hace aproximadamente unos 5 años. En realidad llevo practicándolo más de 8 porque empecé a desarrollarlo como una manera de poder tener más preparación física para el deporte que en su momento yo hacía que era el fútbol.

¿Inspirado en qué o en quién?

Sinceramente no tuve una inspiración para comenzar en esta disciplina, siempre me gustaron este tipo de deportes y en la provincia de Corrientes, lugar donde viví cuatro años y medio, tuve la oportunidad de hacerlo. Probé una clase y de a poco me fui enganchando y dejando de lado el fútbol.
Hoy en día sí tengo varias inspiraciones deportivas, ídolos a los que admiro y lugares a donde yo quiero llegar. Todo es a fuerza de trabajo duro para concretar mis sueños y, aunque a veces el camino se hace difícil, nada es imposible.

¿Cómo fue la experiencia de obtener el Título Argentino K1 Versión WFK en España? ¿Qué fue lo primero que pensaste cuando ganaste?

Mi experiencia al ganar el Titulo Argentino fue de gran emoción y alegría, porque dos veces pude disputarla y en ambas ocasiones perdí. Pero me preparé muy bien y la tercera fue la vencida, dando una de mis mejores peleas que hasta el día de hoy recuerdo. Lo primero que pensé cuando gané fue: “Por fin se dio, todo sacrificio tiene sus resultados, todo llega porque fue un trabajo duro que tuve que hacer, bancar mis pasajes, bancarme mis comidas y todo lo que se refiere a traslado. Sinceramente fue duro llegar ahí pero valió la pena tanto esfuerzo y perseverancia y lograr ese título que tanto anhelaba tener en mi cintura”.

Viviste en Holanda ¿Cómo fue esa experiencia y qué significa para un Argentino entrenar en Europa?

En el año 2016 tuve la posibilidad de poder viajar un mes a entrenar a Holanda, específicamente a la ciudad de Breda, lugar donde se encuentra uno de los mejores gimnasios de Kick Boxing del mundo llamado “HEMMERS GYM”. Para que te des una idea, en ese gimnasio entrenó uno de los mayores referentes de este deporte y reconocido mundialmente en el ámbito deportivo Rammon Dekkers, ocho veces campeón mundial. La experiencia que tuve de ese viaje fue increíble. Entrenar con peleadores de la Elite, peleadores que veo por la tele, por internet y que hoy en día pelean en la franquicia más grande del Kick Boxing llamada "GLORY". Estar con ellos, hacer sparring, compartir vestuarios, diálogos, la verdad que fue algo inolvidable y único. Mis deseos son de volver, es mucha plata, pero quiero regresar para ojala algún día pelear en esa franquicia donde se encuentran los mejores.

¿Cómo nació la escuela "Huérfanos Fight Team" y cuál es su espíritu?

La escuela “Huerfanos Fight Team” nació hace ya 2 años. El nombre de la escuela es una historia larga pero resumiendo un poco de lo sucedido es porque yo entrenaba en otra escuela en mi ciudad, estuve 4 años entrenando duro, aprendiendo, peleando, hasta que yo mismo comencé a buscarme mis propias peleas, viajaba solo, sin nadie que me diera indicaciones, me iba solo como un huérfano , porque quería pelear, porque amo pelear y es mi estilo de vida.

Luego de un tiempo dentro de esta escuela empezó el profesor a dejarme un poco de lado hasta que un día me echó, literalmente. Me expulsó de su escuela donde yo entrenaba hace mucho tiempo, me dejo sin alumnos, sin lugar físico para entrenar, me sacó el cinturón negro de profesor, me dejó tirado, como un huérfano. Y desde ahí se me ocurrió bautizar a mi escuela de esa manera: Huérfanos Fight Team.

¿Qué les enseñas a tus alumnos?

Hoy en día no quiero que ninguno de mis alumnos pase por esa situación de abandono. Me gusta que haya buena onda, camaradería, amistades, compañerismo, somos una gran familia. Todos nos ayudamos, hacemos rifas, pizzas, sorteos, de todo para poder solventar gastos de equipamientos y de esa manera crecer humildemente sin perder el valor que nos identifica que es la unión. En la actualidad contamos con tres turnos diferentes donde yo estoy a cargo de dos de ellos y el instructor y competidor Ari Hermann se encarga del otro turno. En total superan los 60 alumnos de diferentes sexos y edades, niveles recreativos y competitivos.

¿Qué cosas viviste que te hicieron pensar en dejar todo y por qué decidiste seguir?

El día que me paso todo eso, se me acabo la motivación, se me derrumbaron todos mis sueños. Entré en un pozo depresivo porque ya no tenía más nada, entonces ¿cómo iba a hacer para seguir peleando?, ¿quién iba a corregirme mis errores? , ¿quién iba a motivarme?, ¿cómo seguía solo? Sinceramente fue muy difícil levantarme de esa caída. Pero gracias a mi familia pude levantarme, pude volver a comenzar nuevamente. Tomé conciencia de que era difícil pero no imposible y así empecé de apoco nuevamente y hoy en día estoy feliz de haber formado y creado esta escuela.

¿Quiénes fueron y son tus pilares en esa lucha del día a día?

Obviamente que todo solo uno no puede lograrlo sin la contención y las palabras justas en los momentos justos. Ahí estuvo mi mujer alentándome a seguir, diciéndome que no debía rendirme y que yo podía sin ellos, que yo podía salir adelante, que había nacido para esto. También mis padres ayudaron mucho y supieron, con las palabras justas, levantarme del pozo donde había caído.

¿Qué significa para vos tu profesión, el Kick Boxing?

El kick boxing hoy en día es todo en mi vida. Tengo mi trabajo aparte porque soy profesor de educación física, pero es una disciplina que representa mi estilo de vida. No me veo haciendo otra cosa y la verdad es que quiero poder vivir de esto. Resulta difícil porque es un deporte que cuesta mucho, es muy a pulmón y no es tan popular como el boxeo u otras disciplinas. Pero siento que cuando algo te apasiona seguís adelante y vas por más, lo respiro día a día. Quizá resulta enfermizo pero es así, cuando algo te apasiona lo llevas muy dentro y muy pocas personas entenderán lo que se siente.

¿Qué consejo le darías a un chico que está dando sus primeros pasos en este deporte o en alguna otra disciplina y que le cuesta por lo económico, por no tener apoyo de las federaciones?

No me considero un filosofo, no me considero una eminencia ni mucho menos, sólo les puedo decir que luchen por lo que quieren, que trabajen duro para lograrlo, que no es para nada fácil porque si fuera así todo el mundo lo haría. Siempre vas a tener tropezones pero si realmente algo te apasiona y tenés un sueño, hay que perseguirlo, ya que tarde o temprano, en el momento que tiene que ser se dará. Y siempre tengo una frase que me acompaña y me gusta compartir: "En el único lugar donde éxito esta antes que trabajo es en el diccionario” y como dice el lema de mi escuela “Rendirse no es una opción”.

Contame la próxima pelea, ¿cuando va a ser, dónde y contra quién?, así invitamos a la gente a ir a verte.

Ahora mi próxima pelea, luego de mi paso por el WGP, la liga más importante de Latinoamérica, que fue transmitida por FOX el 20 de mayo pasado, tengo mi nuevo desafío el 17 de septiembre. Es una revancha que vengo esperando hace tiempo con un peleador que me ganó el título argentino. Es una revancha muy esperada para mi, asique estoy entrenando duro para poder obtener el tan esperado triunfo. El evento se llama "Continúa la batalla” y se realizará en el Club Insuperable, en Villa Insuperable.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram