Ejercicios e hidratación, las claves para un viaje saludable

¿Qué le pasa a nuestro cuerpo cuando volamos? Se acercan las vacaciones de invierno y viajar puede no ser un placer. Consultamos con un especialista que nos brinda recomendaciones prácticas para disfrutar un viaje saludable.




Por Mariela Blanco
@marielablanco26

 

“Hinchazón de pies y sequedad de la piel y de los ojos, son los síntomas mas comunes que experimentamos cuando viajamos en avión, Esto se debe a que mientras estamos a tantos metros de altura, existen cambios de temperatura y presiones”, describió el Dr. Lucas Ponti (M.N. 130388).

El Dr. Ponti, médico dermatólogo especializado en Clínica Estética y Reparadora, explicó que "el estar sentado e inmóvil durante más de cuatro horas aumenta el riesgo de formar coágulos de sangre, sobre todo en las piernas, enfermedad conocida como Trombosis Venosa Profunda (TVP) y el desprendimiento de estos coágulos conocido como Tromboembolismo Pulmonar".

Al consultar sobre la causa de la formación de estos coágulos, Ponti respondió que "Los coágulos de sangre se pueden formar, durante un viaje, en las venas profundas de las piernas (las que están debajo de la superficie y no se pueden ver a través de la piel) porque uno se queda sentado durante períodos prolongados y en un espacio reducido. Mientras más tiempo esté sin moverse, mayor es el riesgo de que se produzca un coágulo de sangre. En muchos casos, los coágulos de sangre se disuelven solos".

Sin embargo, dijo que "se puede producir un grave problema de salud cuando una parte del coágulo se desprende, se desplaza a los pulmones y crea un bloqueo. Esto se llama embolia pulmonar y puede ser mortal. Lo positivo es que hay muchas medidas que puede tomar para proteger su salud y reducir el riesgo de que se formen coágulos de sangre durante un viaje largo".

Consejos para un viaje saludable

  • Elegir ropa cómoda y holgada. Tratar siempre de estar cómodos, evitar las prendas ajustadas, cinturones y jeans apretados. Es un viaje, no un desfile.
  • Beber mucho agua y evitar las bebidas con cafeína (Coca o café). El ambiente en el avión es seco y si el viaje es largo podemos deshidratarnos. En especial niños y ancianos.
  • Personas con antecedentes de enfermedad pulmonar o cardíaca, consultar al médico de cabecera o especialista para evaluar las horas de viaje. Si son más de 6 horas, utilizar medias de compresión tipo descanso. La falta de hidratación y la inmovilidad hacen que la sangre se espese y no circule adecuadamente lo cual aumenta el riesgo de trombosis venosa profunda (TVP).
  • Llevar un colirio con lágrimas artificiales.
  • Hacer ejercicios como: Caminar, levantar y flexionar las rodillas, mover los pies en círculos, pararse en puntas de pies varias veces y apoyarse en los talones.
  • Los cambios de presión en despegue y descenso pueden ocasionar molestias en los oídos. Los chicles o caramelo masticables pueden ser muy útiles.
  • Llevar siempre una crema de manos y una para el rostro. La humectación en las alturas es fundamental.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram