«Fragmentado» La reivindicación de M. Night Shyamalan

De director mimado de Hollywood a un chiste de si mismo, el director de Sexto Sentido encontró en esta nueva apuesta estar en boca de todos. ¿Mérito de él o del actor James McAvoy?




Por Milagros Orlando
@miluorlando

:: Argentina ::

No cabe ninguna duda. Y es que M. Night Shyamalan le debe su reivindicación en el cine de género a James McAvoy y a su estelar actuación en Fragmentado. A pesar de haberse consagrado en 1999 como uno de los mejores directores del cine sobrenatural con la aclamada Sexto Sentido, películas como La Aldea y La joven del agua lo llevaron a una caída que parecía no tener fin. Hoy, dieciocho años después de aquel film que le valió más de una nominación a los Oscars, M. Night Shyamalan encontró en este fascinante trhiller psicológico su ansiada recuperación.

A primera vista la historia de Fragmentado parece simple: el secuestro de tres jóvenes en un sótano oculto en Estados Unidos. A los pocos minutos, descubrimos que el secuestrador es afectado por un trastorno de identidad disociada y dentro de él conviven veintitrés personalidades diferentes. Y es justamente en la impactante personificación de McAvoy donde el film encuentra su mejor acierto.

Hedwig, un nene de nueve años; Barry, un aspirante a diseñador de modas; Dennis, un obsesivo-compulsivo; y Patricia, una mujer con gran autoridad, son algunos de los personajes a los que McAvoy les da vida en la pantalla grande. El desafío está en el espectador que -al igual que la terapeuta progratonizada por Betty Buckley - deberá distinguir frente a qué personaje se encuentra, apoyándose en una gesticulación y modulación verbal muy similar la una a la otra.

Anya Taylor-Joy también hace lo propio y le saca el jugo al papel de Casey (una de las chicas secuestradas), convirtiendo también su personaje en uno de los más memorables del film. Un punto aparte merece la expresión facial de esta joven actriz registrada en los tanto primeros planos de la película. Tanto Taylor-Joy como McAvoy aprovechan la pobre puesta en escena para lucir y demostrar todo su potencial actoral.

Y aunque en la elección de los dos protagonistas está el éxito de Fragmentado, la película encuentra en su reparto uno de sus mayores fracasos. Los papeles de las otras dos chicas secuestradas, interpretadas por Haley Lu Richardson y Jessica Sula, dejan muchísimo que desear y en ningún momento sus personificaciones logran estar a la altura de lo se está desarrollando en la pantalla grande.

A pesar del criticado final, Fragmentado es una película que cierra a medias. Tal vez, en unos años recordemos las increíbles actuaciones que McAvoy y Taylor-Joy alguna vez hicieron, pero nos cueste recordar en dónde. Y, es que te vas del cine con ganas de algo más...

Sinopsis

Mientras las divisiones mentales de aquellos con desorden de múltiples identidades siempre han fascinado y adulado a la ciencia, se cree que también hay quienes pueden manifestar cambios físicos únicos para cada una de sus personalidades, un abanico cognitivo y físico que convive en un solo ser.

Kevin (James McAvoy) ha evidenciado 23 personalidades a su psiquiatra de confidencia, Dr. Fletcher (Betty Buckley), una de esas personalidades se ha mantenido por encima de las demás a tal nivel de dominar al resto. Se ve obligado a secuestrar a tres adolescentes lideradas por, la observadora Casey (Anya Taylor-Joy, Los Huéspedes), Kevin llega a una guerra por la supervivencia entre todos los contenidos en él, así como todo el mundo en torno a él, ya que las paredes entre sus comportamientos se desgajan.

Ficha técnica

Dirección: M. Night Shyamalan
Guión: M. Night Shyamalan
Protagonistas James McAvoy (Kevin), Haley Lu Richardson, Anya Taylor-Joy (Casey), Kim Director, Brad William Henke, Lyne Renee
Productores: Marc Bienstock, Jason Blum, M. Night Shyamalan
Productores ejecutivos: Ashwin Rajan, Steven Schneider
Fotografía: Mike Gioulakis
Diseño de producción: Mara LePere-Schloop
Montaje: Luke Franco Ciarrocchi

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram