¿Cómo actuar ante un infarto?

Consejos ante un eventual episodio cardíaco.



Ante una situación de ataque cardíaco el objetivo debe ser el mismo, sin importar si el paciente es atendido por una ambulancia, un enfermero, su médico o una persona cercana: estabilizar el corazón del paciente y reducir los daños en la medida de lo posible.

¿Cuáles son los síntomas característicos de una persona que está sufriendo un infarto?

  • Dolor agudo y repentino en el pecho y brazo izquierdo.
  • Palidez.
  • Sudoración fría.
  • Náuseas.
  • Pérdida progresiva del pulso

¿Qué debo hacer en caso de infarto?

  • Recostar al paciente en posición horizontal y aflojar las prendas que puedan estar obstruyendo el paso de oxígeno al corazón.
  • Llamar inmediatamente a cualquier servicio médico de urgencias.
  • Si no puede comunicarse entonces consiga ayuda para trasladarse al hospital más cercano
  • Si se presenta ausencia de respiración en la víctima del infarto, se deberá proceder rápidamente a dar respiración de boca a boca.
  • En caso de presentarse vómito, coloque la cabeza de la víctima hacia atrás y de lado
  • Si se presenta la ausencia de pulso, proceder a dar masaje cardíaco.

¿Qué medidas de precaución hay que tener en cuenta ante un infarto?

  • Cubrir a la víctima con una frazada.
  • Mantenerlo en posición de reposo.
  • Evitar que ingiera cualquier tipo de bebida.
  • Tratar de tener la situación bajo control para tranquilizar al paciente.

Es muy importante que la víctima reciba atención médica cuanto antes a pesar de que pueda recuperarse y aparente estar bien, pues es necesario detectar las posibles secuelas de la gravedad del infarto.

Si la víctima está en la posibilidad de recibir atención médica especializada de inmediato se seguirán los siguientes pasos:

  1. Se procurará aliviar el dolor y otros síntomas como las náuseas.
  2. Se tratará de atender a la brevedad posible las irregularidades cardíacas.
  3. Restablecer el suministro de sangre al corazón disolviendo posibles coágulos en la arteria coronaria.
  4. Tratar adecuadamente secuelas del infarto como arritmias e insuficiencias cardíacas.

Cuando una víctima de un infarto regresa a casa, lo más recomendable es que reanude su vida normal, con el cuidado de no hacer esfuerzos físicos intensos durante las primeras semanas, es importante señalar que el 90% de los enfermos, experimentan dolores no cardíacos en las primeras semanas posteriores al infarto por lo que es vital tomar los medicamentos indicados.

Sin embargo, si el dolor persistiera por más de 20 minutos es necesario buscar ayuda médica inmediata.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Vida Positiva