Ideas saludables para los que no disfrutan de la actividad física

Es indiscutible la importancia de la actividad física, no sólo por los beneficios que otorga al cuerpo y a la salud, sino que ayuda a relajar la mente. Para aquel al que le gusta ejercitar esto no es una novedad ya que lo sienten y lo ven en los resultados, pero hay todo un universo que continúa cuestionando los “pros” y minimizan los “contras”.

Foto: Storyblocks

Alejandro Garcia, médico especialista en deporte (MN 106.404) y autor de “Maldita Caloría”, está seguro que el tema no se ha abordado de la manera indicada para convencer a los sedentarios de que hay que ejercitar. Como él mismo dice, la actividad física se divide en dos:

  • Actividad física no deportiva: son las tareas habituales y domesticas que nos sacan del reposo. Incluyen actividades por ocio, transporte (ej. caminar) e incluso aquellas tareas laborales (donde no permanezcamos sentados).

  • Actividad física deportiva: son todas aquellas que incluyen la optimización de sistema cardiorespiratorio y las aptitudes físicas (fuerza, flexibilidad, equilibrio, etc).

“En lo personal sugiero empezar con objetivos a corto plazo y posibles de cumplir. Un poco, más otro poco, más otro poco... pueden terminar generando mucho. Buscá opciones que te ayuden, no a obsesionarte, pero si a medir tus progresos, como por ejemplo un podómetro (cuenta pasos) y si ves que estas caminando demasiado poco y a un ritmo muy ligero, trata de caminar un poco más (probá con cosas cotidianas, como bajarte del colectivo una parada antes) y acelerá un poco más el paso. Lo importante es no pensar sólo en beneficios a corto plazo sino de pensarlo como un cambio de hábito, para que sea sostenible en el tiempo”, comenta Alejandro.

Hoy en día se puede usar a la tecnología como un aliado, hay cantidad de apps que sirven para potenciar e incentivarnos a entrenar. Por ejemplo, el reloj Casio G-SHOCK GBD-800 posee cuentapasos, gracias a un acelerómetro de 3 ejes y temporizador de intervalos con hasta cinco ajustes de tiempo. Todo esto, combinado con la posibilidad de conectar el reloj mediante Bluetooth a la aplicación G-SHOCK Connected, y así medir las calorías quemadas, almacenar datos de medición del cronómetro y registrar los ejercicios realizados. A su vez, la pantalla digital de varios segmentos mejora la legibilidad mientras se realiza actividad física.

Otra manera de ejercitar sin salir de la rutina es el uso de las escaleras en lugar del ascensor, según el estado de cada uno y las distancias, se puede empezar combinando y poniendo como meta subir el total de pisos por escalera. Incluso, si por el trabajo se está muchas horas sentado, Alejandro García recomienda poner alarmas cada hora para no olvidarte y al menos moverte un poco.

“Es sabido que las actividades no deportivas son incluso tan o más importantes como la actividad física deportiva, porque involucran mucho tiempo de tus días y semana. Comparto un ejemplo bien gráfico: si yo te dijera que entreno en el gimnasio una hora por día, todos los días, le estoy dedicando el 4% de toda mi semana a realizar una actividad deportiva. Pero si después estoy sentado durante el resto del día, soy un “sedentario activo”. Si esa actividad la complemento mejorando la cantidad de horas que me mantengo en movimiento haciendo las tareas habituales, de seguro saldría del sedentarismo. De todos modos, mi sugerencia es que nunca desistas de la búsqueda de un deporte que sea de tu agrado ya que es importante para tu salud integral”, explica Alejandro García.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción