Que su empresa no pierda la esencia que le dio origen

Claves para no perder nunca de vista, la razón de ser de una empresa.



No perdamos la frescura, el espíritu emprendedor, la flexibilidad y la auto critica de los primeros días. No perdamos aquella ilusión y ese afecto hacia el proyecto. No perdamos ese orgullo de pertenecer. Eso es lo que marca la diferencia.

No es lo mismo sentir la tarea como una carga y nada más. Que sumar al esfuerzo la ilusión por lo que se hace. La certeza de que se puede mejorar. Es necesario un compromiso personal de cada uno. En el puesto en que toque.

La diferencia no está en ocupar el puesto más alto o más bajo, sino en el nivel personal de compromiso, afecto y alegría que se ponga en lo que se hace.

El concepto de "compromiso laboral" se identifica en las empresas como el vínculo de lealtad por el cual el trabajador desea permanecer en la organización, debido a su motivación implícita.

Una organización que busca la excelencia, necesita de la pasión comprometida de sus mejores personas.

No podemos estar plácidamente sentados como pasajeros en un avión, esperando ser atendidos por la tripulación.

Las buenas empresas son como los aviones, sólo llevan tripulantes y no pasajeros. Y un único y mayor objetivo, que es el cliente satisfecho.

Ellos son nuestra razón de ser. A ellos nos debemos. Siempre junto a ellos. Con una sonrisa y una pregunta: ¿Qué más puedo hacer?

* Omar Romano Sforza es actualmente CEO de KonKomex, consultora en Comercio Internacional, con base en Dublin, Irlanda.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram