Nuestra amiga, la cebolla

Constituye uno de los mejores "antibióticos naturales". Es ideal en la Dieta Alcalina y la lucha contra algunos tipos de cáncer.



La cebolla, junto con el puerro y el ajo, son uno de los mejores antibióticos que nos ofrece la naturaleza. Rica en alicina y aliina, mejoran la fluidificación de la sangre. Rica en potasio, es un buen diurético y alcalinizador de nuestro organismo. Recomendada para las infecciones del sistema digestivo, antiinflamatoria y es considerada un auténtico alimento medicinal para las enfermedades del aparato respiratorio, por sus aceites esenciales y la quercitina, flavonoide con propiedades mucolíticas.

Un estudio realizado en Italia, en la Universidad de Milán, mostró las propiedades de la cebolla para luchar contra el cáncer de estómago y esófago debido a los flavonoides y a sus compuestos azufrados, así como contra el cáncer de pulmón debido a su riqueza en ácido gálico. Contiene una buena proporción de enzimas y glucoquinina un compuesto que, al igual que la insulina,ayuda a reducir el exceso de azúcar en la sangre, por lo que su consumo es favorable para los diabéticos y enfermos de cáncer.

Son muchos los beneficios que podemos obtener del consumo de cebollas, en ensaladas y otros platos. La mejor forma de consumirla es cruda y la variedad más antioxidante y más rica en quercitina es la morada.

Fuente: Rosa López Monís
Bióloga Molecular, Microscopista Celular
L-Monís & Más Que Dietas
www.masquedietas.es

Vida Positiva