Las Estaciones Saludables invitan a cuidarse y controlar la presión arterial

La hipertensión arterial es un importante factor de riesgo para las enfermedades del sistema circulatorio, que representan la principal causa de muerte en la Argentina.



La hipertensión arterial (HTA), también conocida como tensión arterial alta o elevada, es un trastorno en el cual los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta. En adultos, la tensión arterial normal cuando el corazón se contrae (tensión sistólica) es de 120 mm Hg y cuando el corazón se relaja (tensión diastólica) es de 80 mm Hg.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera como elevados a los valores de presión arterial sistólica de 140 mmHg o superiores y/o una presión arterial diastólica de 90 mmHg o superiores, en aquellas personas no tratadas con medicación específica.

Los factores de riesgo para la HTA pueden clasificarse en modificables y no modificables. Entre los modificables se mencionan el sobrepeso y la obesidad, el tabaquismo, el consumo elevado de sal, alcohol y cafeína. Entre los no modificables se encuentran la edad, la historia familiar y el sexo masculino. Su detección y reconocimiento son claves para la prevención, el manejo y control de la hipertensión arterial.

En Argentina, las enfermedades del sistema circulatorio representan la principal causa de muerte y la hipertensión arterial es un importante factor de riesgo para algunas patologías que se incluyen en esta categoría. En este sentido, la Tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo realizada en 2013, muestra que el 82,4% de los adultos controló su tensión arterial en los últimos 2 años, de los cuales el 34,1%, refirió tener valores elevados.

La presión arterial aumenta junto con el incremento del consumo de sal, no solo en personas con HTA sino también en aquellos con valores de tensión arterial en el rango de normalidad.

Actualmente, la típica alimentación argentina aporta cantidades excesivas de sal, estimadas en 12-13 g/día por habitante. La mayor parte proviene de alimentos procesados: en la dieta promedio, solo el pan aporta aproximadamente 4 g. Otros alimentos que realizan un aporte significativo son las carnes procesadas, las sopas deshidratadas y los aderezos. La sal también proviene del agregado que se realiza durante la cocción de los alimentos o en la mesa. En este sentido, la encuesta mencionada anteriormente determinó que el 17,3% de los adultos agrega siempre o casi siempre sal a las comidas. Este valor resulta significativamente menor a los reportados en años anteriores.

La OMS recomienda que la ingesta de sodio no supere los 2 gramos diarios, equivalente a 5 gramos de sal (cloruro de sodio) por día. Este valor ha sido propuesto como meta a alcanzar en el año 2020.

Al consumo de sodio superior a los 2 gramos diarios se le atribuyen 1,65 millones de muertes por causas cardiovasculares, lo que significa que 1 de cada 10 muertes por estas causas se deben al consumo de sodio superior a 2 gramos por día.

Las Guías Alimentarias para la Población Argentina recomiendan reducir el uso de sal y el consumo de alimentos con elevado contenido de sodio. Para esto sugieren cocinar sin sal, evitar el salero en la mesa, y utilizar en su reemplazo, otros condimentos como hierbas aromáticas, pimienta, jugo de limón, perejil. También se recomienda evitar algunos alimentos con elevado contenido de sodio como fiambres, embutidos, amasados de pastelería y productos de copetín. En el caso de productos como conservas, caldos, sopas y aderezos, se sugiere leer las etiquetas para identificar el sodio que contienen.

Para prevenir la HTA, además de la reducción de la ingesta de sodio, se recomienda la adopción de estilos de vida y alimentación saludables. Es aconsejable aumentar la ingesta de frutas y verduras, disminuir el consumo de alcohol, mantener un peso corporal saludable (o disminuirlo en casos de sobrepeso u obesidad), evitar el consumo de tabaco y realizar actividad física de intensidad moderada.

Programa de Estaciones Saludables

La medición de la tensión arterial es fundamental para detectar personas con valores elevados.

En las Estaciones Saludables se puede realizar este control de manera rápida y gratuita. Desde su inicio en el año 2012, más de 850.000 personas adultas controlaron su tensión arterial. De ellas, 1 de cada 5 presentó valores elevados, proporción que aumenta junto con la edad y es mayor entre los hombres.

Además, en las Estaciones Saludables Fijas se brinda el servicio de asesoría nutricional a cargo de nutricionistas.

Durante mayo, en las Estaciones Saludables Fijas se realizarán distintas actividades de concientización abiertas a la comunidad abordando la temática de alimentación e HTA.

Estaciones Saludables fijas:

  • Plaza Rubén Darío: Av. Del Libertador y Dr. Luis Agote.
  • Parque Patricios: Patagones y Monteagudo.
  • Parque Centenario: Antonio Machado y Leopoldo Marechal.
  • Parque Chacabuco: E. Mitre y Av. Asamblea.
  • Parque Indoamericano: Av. Castañares y Av. Escalada.
  • Parque Avellaneda: Av. Lacarra y Av. Bilbao.
  • Parque Saavedra: Av. García del Río y Av. Melián.
  • Lago de Palermo: Andrés Bello casi esquina Tornquist.
  • Rosedal: Av. Iraola y Av. Sarmiento.
  • Parque Los Andes: Av. Dorrego y Av. Corrientes.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Informa GCBA