6 situaciones en las que los robots formarán parte de tu vida

La tecnología de LG avanza a pasos agigantados y cada vez son más los ámbitos en los que los robots pueden ayudarnos a resolver problemas de la vida diaria.



Cuando de chicos veíamos dibujos animados como Los Supersónicos, o cuando conocimos a C-3PO y R2D2 — los fieles compañeros de Anakin y Luke Skywalker en Star Wars— soñábamos con la posibilidad de contar algún día con simpáticos robots como esos, capaces de simplificarnos la vida. Los androides de la ficción eran capaces de todo: desde cocinar y limpiar para una familia, hasta aconsejar y acompañar a los humanos a lo largo de peligrosas aventuras.

Hasta hace un par de décadas, esas fantasías parecían inalcanzables. Sin embargo, el veloz desarrollo de la robótica y de la inteligencia artificial nos ha ido acercando cada día más a realidades que parecían reservadas a ciertas ficciones de corte futurista. Estas son algunas situaciones en las que los robots van a poder ayudarnos en el futuro cercano:

1. Orientarnos en los aeropuertos

Al llegar a alguna de las enormes terminales aéreas de hoy en día, hasta el viajero más asiduo experimenta la sensación de estar perdido en un lugar caótico en el que lo aguardan larguísimas filas y empleados con cara de pocos amigos. No es casualidad que la experiencia de pasar por un aeropuerto sea percibida por muchos como más estresante que una mudanza.

El robot Airport Guide, de LG, fue desarrollado precisamente para eliminar el estrés de los pasajeros en los aeropuertos. Con un diseño amigable, tecnología de reconocimiento de voz y tamaño casi humano, el robot está preparado para cubrir varias de las funciones de un empleado aeroportuario. ¿La ventaja? Nunca se cansa ni pierde el buen humor.

El robot da la bienvenida al pasajero y, con solo escanear el código de barras de un ticket aéreo, puede proveerlo de toda la información necesaria para su vuelo, desde el número de su puerta de embarque hasta la hora y las condiciones climáticas que encontrará en su lugar de destino. Además, el Airport Guide Robot habla cuatro idiomas (inglés, coreano, chino y japonés). Un placer.

2. Dejar tu casa impecable

¿Y si no tuvieras que limpiar la casa nunca más? Las aspiradoras fueron inventadas durante la Revolución Industrial y se popularizaron después de la Segunda Guerra Mundial. Hoy se encuentran en el podio de los artefactos domésticos más usados.

En 2002 aparecieron las primeras aspiradoras robóticas y se convirtieron en un éxito inmediato. El desarrollo de la Hom-Bot Square de LG abre una nueva era en el campo de la limpieza inteligente. Gracias a su avanzada tecnología de “aprendizaje profundo” o deep learning, esta aspiradora aprende instantáneamente a reconocer obstáculos y, a partir de esto, modifica su ruta de limpieza. Además, su diseño cuadrado permite una limpieza más eficiente de las esquinas.

Mientras tanto, el robot Lawn Mowing Robot de LG, capaz de recortar cualquier tipo de césped, se ocupa del mantenimiento del jardín. Con estos dos robots en casa, no tendrás que volver a preocuparte.

3. Atenderte en los hoteles

Algunos hoteles, como el M Social de Singapur, están introduciendo robots que se ocupan del room service. Con cámaras 3D incorporadas, los robots llegan hasta las puertas de las habitaciones para hacer pequeñas entregas a los huéspedes. En el camino, son capaces de maniobrar y corregir el rumbo cuando se topan con obstáculos.

Si bien por el momento sus capacidades son limitadas, en la última convención de la industria hotelera celebrada en Los Ángeles, ya se hablaba de cómo los robots van a ir mejorando en usabilidad hasta poder sustituir a los empleados humanos en tareas sencillas como esta. ¿Lo mejor de todo? No esperan recibir propinas.

4. Convertir tu casa en un hogar inteligente

Levantarse un lunes por la mañana no es lo mismo si se hace en una casa conectada. Con sistemas eléctricos inteligentes, heladeras que pueden controlarse con la voz y robots por doquier, los hogares inteligentes están dejando de ser una utopía para convertirse en una realidad. Ya no se habla de un conjunto de gadgets independientes, sino de un sistema capaz de nuclear cada pieza tecnológica para incrementar la eficiencia general del hogar.

Es allí donde entra en juego el Hub Robot de LG. Se trata de un pequeño robot de rostro súper amigable. Su lugar es el hogar: está ideado para poder dirigir a la aspiradora, al horno o al aire acondicionado. Además, funciona como un asistente personal al realizar otras tareas sencillas como proyectar videos, realizar llamadas, programar recordatorios y alarmas o realizar búsquedas en internet gracias a su control por voz.

5. Entretener a tus hijos

Muchos comparan al Hub Robot con una cibermascota. Lo cierto es que busca ser el centro de atención del hogar: cuenta con cámaras con reconocimiento facial, por lo que puede programar un saludo para cada miembro de la familia. Además, reproducen música y hasta bailan para entretener a los más chicos de la casa.

6. Trabajar por vos

Con la incorporación de los robots al campo laboral, muchos procesos podrán agilizarse y hasta automatizarse. Así, cada vez vamos a poder hacer más cosas en menos tiempo. Esto nos permitirá sacar mayor provecho del horario laboral y reducir las horas extra o el trabajo desde casa.

En definitiva, la robotización está llegando rápidamente a distintas áreas de mercado que hace veinte años eran inimaginables. ¿Qué sorpresas nos traerá la tecnología en los próximos años? Seguramente, más de las que podemos siquiera sospechar.

Agustina Campbell